Despejado
T 26.5° | ST 28° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

Aparecen peces muertos en Santa Fe y le echan la culpa al calor

Desde mediados de enero comenzaron a aparecer peces muertos en ríos chaqueños, ahora este fenómeno se extiende al sur del litoral, en Santa Fe. Autoridades dicen que los peces mueren por las altas temperaturas, los lugareños aseguran que las fumigaciones de los cultivos de arroz provocan la contaminación del agua.

Desde hace semanas en el Chaco comenzaron a aparecer peces muertos, en las últimas horas este fenómeno se repitió en la costa del Paraná a la altura del norte de la provincia de Santa Fe. Autoridades oficiales hablan de que estas muertes son una consecuencia de la intensa ola de calor que vive la región, aunque los vecinos de la costa sospechan por las masivas fumigaciones que se hacen en los campos cercanos al río.

La principal preocupación de los habitantes del norte santafesino es que la crecida halla trasladado el glifosato con el que se fumigan los cultivos de arroz al río. La mortandad de peces se concentró en la localidad de Romang, allí la costa apareció con cientos de rayas, morenas y diferentes especies en estado de descomposición. El Ministerio de Medio Ambiente de la provincia realizó una recorrida en el Río San Javier y emitió un informe afirmando que “las altas temperaturas, acompañadas de una repentina crecida del caudal del agua, están provocando una disminución en los niveles de oxígeno”.

Sin embargo, en la zona la versión que circula es que los peces mueren por las fumigaciones con agrotóxicos, según lo informa el medio local Conclusión, en los campos cercano al río San Javier existen cultivos intensivos de arroz, que son fumigados, con la crecida los agentes químicos terminan llegando al cauce del río, contaminándolo. El mismo medio señala que hay puestos de venta que comercializan estos “peces contaminados”, advierten que no sean consumidos porque podrían ser dañinos para la salud.

El informe del Ministerio de Medio Ambiente señala que la “reciente crecida arrastró la materia orgánica de lagunas, que sumadas a las altas temperaturas disminuye la cantidad de oxígeno en el agua”, según la misma fuente, la mortandad de peces se hace más severa en aguas poco profundas. El Director de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal), Eduardo Elizalde, enfatizó que estos peces muertos no deben consumirse.

Los peces muertos comenzaron a aparecer a mediados de enero en los ríos del este y del sur chaqueño y el fenómeno se va extendiendo al sur del litoral. En el año 2016, el periodista especializado en agroquímicos, Patricio Eleisegui, autor del libro “Envenenados”, reveló que toda la cuenca del Paraná está contaminada con glifosato, “‘No sólo glifosato: toda la cuenca está contaminada con insecticidas y peligra la vida acuática”.

Leé la nota que publicamos acerca del trabajo de Eleisegui, que anticipaba lo que está sucediendo: http://www.elfederal.com.ar/no-solo-glifosato-toda-la-cuenca-del-parana-esta-contaminada-con-insecticidas-y-peligra-la-vida-acuatica/