Despejado
T 34.2° | ST 42° Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Ciencia y Tecnología - nota

Argentino descubre el lagarto más antiguo de Africa

Un investigador del CONICET, Sebastián Apesteguía, descubrió en un cajón del museo donde trabajaba el primer y más antiguo lagarto acrodonte del Cretácico de África: Jeddaherdan.

Tags

El investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) Sebastián Apesteguía, acaba de descubrir a Jeddaherdan, el primer y más antiguo lagarto acrodonte del Cretácico de África -y el más antiguo iguanio del continente, de 90 millones de años-.

Lo curioso es que el hallazgo no fue en medio de una campaña ni en un lugar remoto, ya que el investigador lo hizo revisando las colecciones de fósiles en los cajones del lugar donde trabajaba, el Museo de Historia Natural de París.

Durante los años 50, el famoso paleontólogo francés René Lavocat realizó campañas al desierto marroquí hallando enormes cantidades de materiales que fueron transportadas al Museo de Historia Natural de Paris. Muchos fueron estudiados y publicados hace décadas, mientras que otros, tal vez más raros, permanecieron olvidados en los cajones del lugar.

En 2009, gracias a un proyecto financiado por la Mairie de Paris, el doctor Apesteguía (quien dirige el Área de Paleontología de la Fundación de Historia Natural “Félix de Azara”), que funciona en la Universidad Maimónides fue hasta allí a trabajar en su tema principal, los esfenodontes, y se encontró con lo inesperado: halló, perdida entre los restos de peces fósiles, a la pequeña mandíbula de Jeddaherdan. El trabajo científico fue publicado en el último número de la prestigiosa revista científica Royal Society Open Science.

El investigador explicó que los lagartos son más antiguos que los dinosaurios: se originaron a principios de la Era Mesozoica, hace unos 240 millones de años. Los iguanios son un grupo de lagartos extraordinariamente diverso, con más de 1.700 especies en todo el mundo, que incluye a los cameleones, anolis, matuastos y casi todas las lagartijas de tierra que vemos en los campos de la Argentina.

La historia fósil de los acrodontes incluye varios hallazgos de hasta 40 millones de años de antigüedad, o sea, de mediados de la Era Cenozoica; sin embargo, los últimos dos años proveyeron información revolucionaria para el grupo: primero –en 2015- fue el hallazgo de Gueragama, un acrodonte del Cretácico de Brasil, y ahora, el descubrimiento de Jeddaherdan.