Despejado
T 30.9° | ST 30° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Ciencia y Tecnología - nota

Argentinos crean una vincha que detecta traumatismos intracraneales

Desarrollado por egresados de la Uiversidad Nacional de Córdoba, se trata de un dispositivo portátil que detecta rapidamente la gravedad de lesiones vinculadas a golpes o aneurismas en la cabeza.

Dos egresados de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño (Faudi) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) diseñaron un monitor portátil intracraneal para emergencias, que bautizaron como “Hemonir”.

Se trata de un dispositivo capaz de detectar, con rapidez y precisión, trastornos hemodinámicos intracraneales, esto es, anomalías o accidentes en el flujo sanguíneo del cerebro, entre los que se encuentran los accidentes cerebro vasculares (ACV) y los trastornos encéfalo-craneales. Los autores de este dispositivo son Marcos Guevara y Nicolás Pech.

Como explica la Agencia universitaria de comunicación de la ciencia, el arte y la tecnología, su funcionamiento está basado en la utilización de la espectroscopía de infrarrojo cercano (NIRS, por sus siglas en inglés), un método no invasivo que aprovecha la reflexión de la luz infrarroja por parte de un componente de la sangre (el cromóforo de la hemogloblina), para evaluar la gravedad de la lesión.

De esta manera, al medir la cantidad de la luz infrarroja absorbida por la sangre, es posible conocer el estado de los vasos sanguíneos o la acumulación de sangre debajo del tejido óseo del cráneo. Y esta primera evaluación es fundamental para decidir los pasos a seguir en el tratamiento de la persona afectada.

La forma del monitor se asemeja a una vincha, para asegurar la comodidad y simplicidad de uso, así como su transportabilidad. Lleva apenas un minuto realizar un escaneo en ocho puntos de la cabeza del paciente. Esa información, luego puede ser descargada a una computadora o teléfono a través de una conexión USB o por Bluetooth.

‘Hemonir’ pesa apenas 235 gramos y el 80% de los elementos que lo componen puede ser desarrollado en el país. Su costo de fabricación es de aproximadamente 160 dólares.

Si bien el dispositivo todavía necesita ser sometido a una serie de pruebas y lograr aprobaciones internacionales, sus creadores subrayan el impacto que podría tener en la salud: “Hemonir aporta al sistema hospitalario de diagnóstico por imagen un procedimiento previo, rápido, preciso y accesible, que descomprime tiempos y dificultades de los equipos de alta complejidad. De esa manera, amplía la capacidad de respuesta y disminuye posibles riesgos”.