Lluvia
T 18° | ST 18° Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Ciencia y Tecnología - nota

Aseguran que vivir con algunos microbios es saludable

Un estudio aconseja que los niños vivan con perros y gatos y en ambientes rurales para estar en contacto con microbios, de esta forma se hace más fuerte el sistema inmune. Conocé los resultados de esta investigación que acerca a los médicos y arquitectos a la naturtaleza.

Tags

La necesidad de que convivamos con microbios en nuestro microbioma es beneficiosa para nuestra salud. Científicos de la Univerisidad de Yale (Estados Unidos) determinaron que nuestro equilibrio sanitario necesita de la presencia de agentes considerados nocivos para la medicina tradicional.

“Vivir y tratar de convivir con el enemigo”, es la conclusión a la que llegaron los expertos de Yale. El estudio entiende que debemos cambiar el paradigma respecto a la relación que tenemos con lo bacteriano. La medicina tradicional se ha encargado de formar una idea con la que hemos convivido y que responde al concepto de que la salud es un estado libre de enfermedades y de presencia de microbios que la alteren. 

La investigación -dirigida por ingenieros medioambientales– de Yale fue publicada la semana pasada en la revista Trends in Microbiology y sostiene que los microbios son necesarios para el desarrollo de nuestra vida, la exposición ante ellos previene el desarrollo de alergias y este dato es necesario para la construcción de viviendas en las que luego habitaremos. Debemos tener una relación diaria con los microbrios para producir un equilibrio en nuestro microbioma. 

“La arquitectura actual se centra en el diseño, la eficiencia energética y sostenibilidad, pero no en la exposición a los microbios que son positivos para la salud”, expresa un párrafo del estudio. A la vez que recalca lo “beneficioso” que es para los niños que viven en el campo el estar expuesto a diario con microbios, esto los hace desarrollar defensas a alergias.

“Los niños de una familia que vive en un entorno agrario, trabajando en los campos, usando caballos para su transporte y bebiendo leche no pasteurizada tienen menos de la mitad de probabilidad de desarrollar asma que aquellos de entornos suburbanos europeos (un 5,2 % frente al 19,1 %)”, dice el estudio.

Para los ingenieros ambientales vivir con animales, sobre todo perros y gatos es un medio eficaz para lograr tener un sistema inmune fuerte. El hombre debe tener una flora microbiana que incluya ciertas bacterias y hongos del exterior  “contribuyendo así a la diversidad beneficiosa de los microbios del interior de nuestras casas”.

A partir de estos estudios se ha podido determinar que diversas clases de microbios son beningnos. “Los ingenieros y arquitectos necesitan pensar en cómo facilitar nuestra exposición a los mismos”.

La medicina tradicional va perdiendo terreno ante los últimos descubrimientos, que obligan a acercarse más a los médicos a la naturaleza y alejarse de los tubos de ensayo y las jeringas. En este aspecto diversas asociaciones de médicos y defensores de la vida natural están planteando en todo el mundo y en nuestro país, diversas campañas de concientización que defienden la idea de abandonar los planes de vacunación obligatorios. El dabate está abierto, lo cierto es que los últimos avances de la ciencia ven en la naturaleza lo que las empresas se empeñan en ocultar, es decir, salud.