Despejado
T 18.3° | ST 18.3° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad - nota

Barrick Gold: La Justicia cita a ex funcionarios por no cumplir con la Ley de Glaciares

Los responsables de inventariar los glaciares habrían omitido por lo menos mil, esto beneficia a la industria minera que puede operar en tierras que deberían estar protegidas y no lo están. "Un glaciar no inventariado es un glaciar desprotegido", dijo el Juez en su fallo.

El Juez Federal Ernesto Casanello finalmente entendió lo que el pueblo de Jáchal venía diciendo hace años: que si la Ley de Glaciares se hubiera cumplido no se hubiesen producidos los derrames de agua cianurada en la mina Veladero. El magistrado, en un hecho histórico, citó a declarar a ex funcionarios de la Secretaría de Ambiente por violación a esta Ley y ordenó auditar la actual gestión para asegurarse de que esta Ley se cumpla.

El fallo llama a indagatoria a Juan José Mussi, Enrique Corvalán y Sergio Lorusso del área de la entonces Secretaría de Ambiente, a los ex presidentes de la Administración de Parques Nacionales Patricia Gandini, Eugenio Indalecio Breard, y al ex director del IANIGLA (Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales), quien se encarga de realizar el inventario de glaciares de nuestro país.

La causa se originó inmediatamente después de los derrames del 12 y 13 de septiembre de 2015, cuando millones de litros de agua cianurada se derramaron sobre las nacientes de los ríos en alta montaña en la mina Veladero. La Justicia, a través de la Corte Suprema entendió que la causa por el derrame debía quedarse en la Justicia sanjuanina a cargo del juez Pablo Ortija, el mismo que ordenó levantar la suspensión de la mina sin realizar una inspección ocular, y derivó a la justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la investigación para ver los posibles grados de responsabilidad de funcionarios nacionales, esta causa la tiene Ernesto Casanello, quien entendió que es aplicable llamar a indagatoria a varias de las personas que en el momento del derrame cumplían con cargos públicos en el área ambiental.

La Asamblea Jáchal No Se Toca, a través de sus abogados Enrique Viale y Diego Segui, pidieron que se indague a los ex-funcionarios que el Juez Casanello cita por posible violación de la Ley de Glaciares. Los abogados entienden que si la Ley se hubiera cumplido, tanto la mina Veladero como Pascua Lama (otra mina de Barrick Gold que ha generado contaminación) no podrían haberse habilitado y por lo tanto no existirían, es decir, jamás se hubiera producido la contaminación.

Casanello, antes de su fallo ordenó allanamientos en el Ministerio de Ambiente y en propio IANIGLA para asegurarse del estado del inventario de glaciares. Según desliza el diario Infobae, en la zona donde opera Barrick Gold no estarían inventariados los glaciares Toro 1 y Brown Inferior; “Un glaciar no inventariado es un glaciar desprotegido“, resaltó el Juez. Con respecto a la provincia de San Juan la situación es aún mas crítica porque el inventario que se incluyó en la Ley de Glaciares debía finalizarse el 31 de marzo de 2011, pero aún no se terminó, por lo tanto se desconoce el número de glaciares que existen en la provincia. Esto trae como consecuencia un beneficio para la industria minera, quien puede operar en áreas que debieran estar protegidas y no lo están.

La citación a los ex funcionarios se entiende porque estos habrían optado por no incluir los glaciares de menos de una hectárea, dejando fuera del inventario a por lo menos mil. La Ley es muy clara al respecto: se deben inventariar absolutamente todos los glaciares “cualquiera sea su forma, dimensión y estado de conservación”. Para el Juez, las minas Veladero y Pascua Lama estarían asentadas sobre tierras protegidas, pero no inventariadas.

“Los glaciares en la zona se caracterizan por ser pequeños, fríos y secos. Los efectos e importancia de estos reservorios de agua pueden ser insignificantes en otros sitios donde los glaciares poseen mayores dimensiones. Sin embargo, en regiones como el norte de San Juan, donde la calidad y cantidad de agua son un tema de preocupación constante, todo cuerpo de hielo cobra una importancia fundamental: son como oasis en el desierto. Los glaciares más pequeños son los que más se derriten en verano y por ende los que más pueden alimentar las cuencas“, dictamina el fallo del Juez.

La situación de Barrick Gold es compleja porque “no solo funciona en una zona protegida sino que ha impactado fuertemente sobre el ambiente a proteger. Se asienta sobre permafrost,  tiene instalaciones en morenas, glaciares de escombros, vegas, protalus; los caminos hacia las minas han deteriorado e incluso hecho desaparecer glaciares debido al constante levantamiento del polvo que producen sus camiones; su cercanía a glaciares provoca una afectación indirecta y directa de los mismos. A todo esto hay que agregar una cifra negra: las geoformas, que por ser menores de una hectárea o por el simple hecho de no estar mencionadas en el ‘cronograma’ no han sido mapeadas y que podrían estar por debajo de la infraestructura de la mina”

Varios organismos nacionales contribuyeron mediante sus omisiones a generar un ámbito de desprotección de los glaciares”. De esta manera, por consecuencia, se desprende el grado de responsabilidad que los ex funcionarios citados tendrían en los derrames que se produjeron. “Estamos realmente emocionados. Esto es inédito. Un tiro a favor de la Justicia. Años denunciando el incumplimiento de la Ley de Glaciares. Un aliciente para un pueblo -como el de Jachal- que viene resistiendo los embates de la megaminería”,escribió Enrique Viale en su perfil de Facebook. Para el pueblo de Jáchal es la primer buena noticia desde los derrames.