Despejado
T 20.5° | ST 20.5° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad Federal - nota

“Bodegas de Argentina” recomienda cómo tomar vino con moderación

Dos copas de vino la mujer y tres el hombre, esa es la medida que recomienda Bodegas de Argentina, que desde hace dos años trabaja en promover la responsabilidad y moderación en el consumo de alcohol, como una de las estrategias fundamentales de protección y autorregulación de la industria vitivinícola, difundiendo un consumo resposanble y sustentable.

Tags

Patricia Ortiz, directora coordinadora del programa Consumo Responsable de Bodegas de Argentina, explica que “Argentina trabaja con la misma idea de tener un mismo lenguaje y conducta respecto al consumo de alcohol a nivel mundial, ya que este programa ya funciona en Europa y en Chile”.

El vino es saludable y es mejor tomar todos los días no más de dos copas la mujer y tres el hombre, que toda una botella un día de fin de semana, a la vez que potencia las experiencias gastronómicas, culturales y sociales”, dijo Ortiz y señaló que “una embarazada, quien maneje un vehículo u opere alguna maquinaria, nunca debe beber“.

De esta forma se materializa el objetivo central del programa Wine In Moderation (WIN), que es promover la responsabilidad y moderación en el consumo de alcohol como una de las estrategias fundamentales de protección y autorregulación de la industria vitivinícola; y en especial el gran consejo: “Si vas a tomar alcohol, designá a un conductor responsable”.

Bodegas de Argentina es una Asociación Civil integrada por más de 220 bodegas socias de todas las provincias vitivinícolas del país (Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, Córdoba, Neuquen y Río Negro), es la única cámara vitivinícola nacional. 

Desde Bodegas de Argentina y las empresas asociadas se dio origen a la Comisión Nacional de Turismo Vitivinícola, donde se trabaja desde hace años sobre “Los Caminos del Vino de Argentina”. El proyecto ya está consolidado internacionalmente y recibe a más de 1.200.000 de turistas por año, que recorren y disfrutan de nuestros vinos y bodegas desde el Norte argentino hasta la Patagonia, pasando por la región de Cuyo.

Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina, confesó estar todos “muy contentos y orgullosos por los logros alcanzados en estos dos años”, que los motivan a “seguir trabajando en el programa y a reforzar el compromiso junto a los distintos actores que intervienen en promover el consumo responsable de vino en Argentina“.

WIM es un programa adoptado en 2008 en el seno de la Comunidad Europea como respuesta ante los problemas por el consumo nocivo de alcohol, y todo el sector vitivinícola del grupo continental sigue hace años un mismo mensaje hacia la industria para fomentar la responsabilidad comercial en toda comunicación integrando la moderación y la ingesta responsable. Uno de los objetivos de esta campaña de concientización de la industria del sector apunta a lograr que el vino se beba a diario como un estilo de vida y enseñar las implicancias negativas del consumo excesivo y concentrado en el fin de semana, entre otras recomendaciones.

La campaña informa acerca de los hábitos del consumo moderado como la forma más inteligente, sustentable y placentera de disfrutar del vino, fomentando el conocimiento del producto como ser su origen, las variedades que lo componen y sus maridajes regionales. También se busca comunicar que el vino sea percibido como una bebida moderna, arraigada a la cultura argentina, y que en un sano consumo acompañado de actividad física y una dieta alimentaria sana puede ser muy saludable.

En estos dos años de tareas en el país, el plan nacional ha participado en más de 30 ferias de vino y gastronomía y se realizó un vídeo institucional; se lanzó la página de Facebook Wine in Moderation Argentina. También hubo catas para alumnos de las universidades Nacional de Cuyo y Maza de Mendoza, donde se inculcó el saber beber a edades tempranas; y se realizó un acuerdo de colaboración con la empresa Danone-Villavicencio, con el fin de potenciar el consumo de sus aguas en todos los eventos de vinos donde está el programa.

El vino se disfruta y siempre se debe intercalar con el agua. Cuando uno tiene sed, tiene que tomar agua“, sentencia Ortíz.

En tanto en la provincia de Mendoza se realizaron paralelamente este año actividades vinculadas como “Vino en el Cine“, Wine&Guest, talleres de trabajo con las bodegas y septiembre fue nombrado a partir de este año el Mes del Consumo Responsable, bajo una iniciativa junto de Bodegas de Argentina y el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

En cuanto a los planes a futuro, el consorcio bodeguero planea firmar un acuerdo de cooperación con el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) para proyectar el video institucional de Wine in Moderation previo a la exhibición de películas en todas las salas del país.