Despejado
T 20.5° | ST 20.5° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad Federal - nota

Cada vez más argentinos alquilan autos para vacacionar

El nuevo cronograma de feriados reconfiguró la modalidad turística: de las vacaciones largas y únicas a las salidas cortas y más seguidas. El turismo interno aumentó 55 por ciento y con ello el alquiler de vehículos para movilizarse.

Tags

Por Leonardo Iglesias, CEO de Omega Car Rental

El turismo en la argentina está en franca recuperación. Un informe reciente señala que la Argentina es el sexto país que más creció en llegadas de extranjeros con el 15,8%, detrás de Japón (26%), Taiwán (24,9%), Grecia (22,1%), México (19%) y Arabia Saudita (16,7%). Asimismo, el turismo interno que se expandió un 55 por ciento en la última década, también parece acelerar su crecimiento. Este verano, 9 de cada 10 argentinos viajará por su país y se espera alcanzar los 30 millones de turistas locales.

Todo esto impacta de lleno particularmente en el mercado de servicios de alquiler de vehículos. A más viajeros, más autos se alquilan. Este “viento de cola” beneficiará mucho más a aquellas empresas que comuniquen bien y presten un servicio mejor. ¿Por qué? Porque la contratación organizada de viajes de antaño hoy es un “rara avis”: solo el 4 por ciento la elige. La elección personal, sobre todo a través de la web, juega un rol fundamental.

Asimismo, el papel que cumple el campo, el turismo rural, el turismo de estancias y otros “turismos federales” es central. A partir de la proliferación de nuevos feriados se está reconfigurando un turismo nacional diferente. Los argentinos ya no realizan un único viaje en enero o febrero como años atrás. Ahora prefieren viajar más veces en el año, a destinos diferentes y por estadías más cortas: en pareja, con amigos o en familia cortan con la rutina, se desentienden por un rato de las obligaciones y recuperan energías para seguir luego con sus actividades cotidianas.

Esto nos obliga a adaptar nuestras flotas de vehículos. Este turismo “short-term” incide particularmente sobre los destinos cercanos. Cada vez son más los viajeros locales que aún teniendo buenos vehículos en casa, en busca de una mayor comodidad, impulsan la demanda de alquiler de camionetas 4×4 como las lujosas CRV de Honda o bien de prácticas camionetas como las Amarok o las Hilux.

En una modalidad creciente, muchos han elegido pasar las fiestas y recibir el año o pasar sus vacaciones en quintas o en el campo de la familia. Si en años anteriores viajaban al exterior, este año han elegido ser más conservadores y quedarse cerca de casa disfrutando un entorno diferente al de todos los días, compartiendo una casa de fin de semana con pileta y asados. O cabalgando en familia.

Las ruedas giran y giran también hacia destinos tradicionales cercanos como Tandil, Paraná y a lugares de media distancia como Córdoba y Rosario. Pero a éstos se suman pueblos como Uribelarrea, San Miguel del Monte, San Antonio de Areco y  aumenta exponencialmente el alquiler de casas de campo y de fin de semana en Pilar, el Delta, Cañuelas. Y esto es algo que se aplica tanto a locales como a extranjeros. Ya no asombran como antaño los contingentes de chinos que alquilan utilitarios para viajar a La Candelaria, los árabes que nos visitan en la Triple Corona del Polo o los estadounidenses que visitan lodges de pesca y caza en Buenos Aires y Corrientes. El campo seduce a propios y ajenos.

Por otra parte, la ruralidad hace sus aportes al servicio de alquiler de vehículos no sólo a través del turismo. Cada vez son más las empresas que desarrollan actividades agrícolas, petroleras o mineras  en el interior y que alquilan autos y camionetas para trasladar a sus ejecutivos. Tras el alza en los valores de los vehículos y el aumento sideral de sus costos de mantenimiento y seguros, la ecuación ha cambiado: alquilar un vehículo parece ser una mejor opción frente a la compra de vehículos propios, sobre todo para usos no intensivos. En aquellos casos en los que el auto no se emplea todos los días, sino más bien en visitas o  trabajos puntuales, resulta más que conveniente.

Todos estos cambios prefiguran un nuevo mercado de alquiler de vehículos: mucho más orientado al público local y con un fuerte crecimiento en el segmento premium. Si 2014 fue un año de vaivenes, billeteras flacas pero exigentes y camionetas grandes; 2015 será un año de oscilaciones macroeconómicas, de un campo activo y multifuncional y un turismo creciente.