Lluvia débil
T 14.1° | ST 14.1° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Cultura - nota

Caña y ruda, un brebaje para ahuyentar los males del invierno

Una de las tradiciones originarias de los indios guaraníes indica que el 1 de agosto hay que tomar caña con ruda para ‘ahuyentar los males del invierno’.

Agosto trae consigo la posibilidad de honrar a nuestra Madre Tierra. Las ceremonias de agradecimiento, que buscan representar la reciprocidad que existe entre el mundo material y el mundo espiritual, se extenderán en todo el país durante todo el mes, principalmente en el NOA.

Tomar caña con ruda el 1 de agosto, día de la Pachamama, es una de las tradiciones originarias de los indios guaraníes, que indica que hay que tomar este brebaje para “ahuyentar los males del invierno”. “Julio los prepara y agosto se los lleva”, decía un refrán popular.

¿De dónde proviene esta costumbre enraizada sobre todo en las provincias de Misiones y Corrientes? Los pueblos originarios veían que en agosto se producían muchas muertes y enfermedades en la población y en el ganado, debido al frío y las lluvias. Además, por sus propiedades medicinales, la Ruda era utilizada contra los parásitos, malestares estomacales y la irritación de picaduras de insectos.

Originalmente se utilizaban licores fabricados con chañar, patay, tunas o algarroba, a los que se les agregaba la contrayerba o hierbas medicinales. Con la llegada de los europeos, los componentes fueron mutando hasta conformar la receta actual. La introducción del cultivo de caña para la fabricación de azúcar, en la época de la colonización española, empezó a producir paralelamente el aguardiente de caña. A esto se le sumó la llegada de la ruda a América, cuyas bondades no pasaron desapercibidas.

Cómo prepararla

Lo ideal es preparar esta bebida con un mes o más tiempo de anticipación para que macere. Se necesita caña paraguaya (la bebida obtenida a partir de la destilación del líquido fermentado de miel de caña), a la cual se agregan hojas y ramas de ruda (tiene que ser macho), un chorrito de caramelo, que es lo que le da un sabor y color ‘tostado’, y algunos le agregan cáscaras de cítricos o ramas de canela, anís o clavo de olor.

Siete sorbos, tres tragos, uno largo o un vaso entero, pero siempre en ayunas. Quienes no lleguen a tiempo a realizar este ritual el mismo 1 de agosto, tienen tiempo de que alguien que sí lo haga les convide hasta el 15 de agosto.