Despejado
T 18.3° | ST 18.3° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

Celebran la toma de posesión del Impenetrable con una kayakeada

Amigos, colaboradores de ONGs, vecinos, guardaparques y gente de distintos puntos del país celebraron con un campamento y una travesía en kayak la toma de posesión del Parque Nacional El Impenetrable.

Semanas atrás, el juzgado Civil y Comercial de Juan José Castelli, provincia de Chaco, ordenó la efectiva toma de posesión del Parque Nacional El impenetrable (ex Estancia La Fidelidad) para que el gobierno de la provincia tome dominio de dichas tierras.

Si bien este parque fue creado en octubre de 2014 bajo la ley 26996 del Congreso Nacional, por distintos artilugios legales y la inacción de los poderes públicos se puso en peligro la conservación de la biodiversidad y desde entonces no se podía tomar posesión del lugar, ya que La Fidelidad se encontraba en sucesión tras el asesinato en enero de 2011 de quien fuera su dueño, el italiano Manuel Roseo.

Si bien el festejo oficial por la toma de posesión con las autoridades se realizará próximo miércoles, el fin de semana de pascuas fue un grupo de amigos, amantes de la naturaleza que ya habían batallado otras causas ambientales, y otros que se veían por primera vez y se sumaron convencidos, acamparon en el paraje La Armonía, pegado al Parque Nacional.

El jueves santo el punto de encuentro fue el Parque Nacional Chaco, imponente escenario natural para una travesía épica, que reunió a personas de muchos puntos del país, los que llegaban en avión desde Buenos Aires, en camioneta desde Córdoba, vecinos de Chaco, Entre Rios, Corrientes.

En caravana, partieron camionetas cargadas con kayaks. El paraje La Armonía fue centro de operaciones y campamento. De ahí salieron kayakistas que bajaron el río Bermejito, mientras otros caminaron la zona avisando aves y buscando a los difíciles, como el urutaú que con su camuflaje perfecto solo se dejó ver por un pequeño grupo de afortunados.

La gente local acompañó a este grupo de valientes, recibiéndolos en su casa, ofreciendo comida casera en cada una de las postas y compartiendo la mesa y las historias. Pancho, Zulma, Alecio y muchos otros vecinos vieron como el turismo en la zona puede ser una salida laboral que traiga beneficios a estos parajes detenidos en el tiempo.

El Impenetrable fue una fiesta en pascuas, y es solo el comienzo. La historia del parque nacional tuvo este fin de semana un nuevo capitulo, donde amigos, colaboradores de ONGs, vecinos, guardaparques y muchos mas recuerdan el nacimiento de este gran parque, entre todos y para todos.