Despejado
T 17.4° | ST 17.4° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Cultura - nota

Comenzó en Tecnópolis la muestra “200 años de inventos Argentinos”

El revuelto gramajo, la pelota sin costuras, el dulce de leche, el colectivo y la biróme son algunos de los tantos inventos argentinos que han cambiado la historia mundial. Todos ellos, con las historias de sus inventores se pueden ver en la muestra "200 años de inventos argentinos" que se inauguró en Tecnópolis y que estará abierta hasta el 2 de octubre.

Tags

Esta fin de semana abrió en Tecnópolis la muestra “200 años de inventos argentinos”, la Fundación Ledislado Biró organizó esta exhibición que tiene como eje central la figura de este inventor argentino que creó la birome, cambiando para siempre la historia.

Se trata de una reseña de 200 años de creaciones argentinas como nunca se había hecho antes: hitos trascendentales en medicina, en deportes, comidas“, le comentó a la agencia Télam Eduardo Fernández, director del Foro Argentino de Inventores. “Alrededor de 50 inventos históricos y otros 40 contemporáneos, entre 1810 y 2015, que permite hacer un pantallazo del pasado, el presente y el futuro de los inventos argentinos”, afirmó.

El primer largometraje de dibujos animados, el secador de pisos, el corazón artificial, el revuelto gramajo, el dulce de leche y la pelota sin costura son algunos de los inventos que se presentan como una muestra de la notable inventiva argentina. La muestra comenzó el viernes y termina el próxima 2 de octubre.

La exhibición tiene un guión histórico, comienza con la creación de Luis Agote: un instrumento que permitió hacer la primera transfusión de sangre almacenada en 1914, tres años después Quirino Cristiani inventó la tecnología para filmar el primer largometraje de dibujos animados en la historia del cine mundial, filmándolo él mismo. En 1928 Ángel di Cesare y Alejandro Castelvi inventan el colectivo. 1934 marca un hito para el fútbol: Román Luis Polo, Antonio Tossolini y Juan Valbonesi crean la pelota sin costura.

Eduardo Fernandez cuenta que nuestro país está en el puesto 14 en cantidad de inventores cada cien mil habitantes.  Hay un gen que nos vuelve particularmente creativos, optimizando los pocos recursos, maximizando los resultados.

“En Argentina, por su raíz inmigratoria, gente de trabajo, de buscar un futuro mejor se ha destacado por grandes inventores en parte científica, técnica, en el agro, el arte. La capacidad inventiva es un talento normal en todo ser humano, pero no siempre se desarrolla en forma profesional”, teoriza Fernandez. “Dentro de los inventores hay dos grandes grupos -explicó Fernández-: los amateurs y los profesionales. Los primeros sólo piensan en ideas y propuestas, mientras que los segundos cambian la sociedad y transforman cada problema en una oportunidad y la oportunidad en un producto que genera trabajo, empresas y exportación”

La lista de creaciones argentina es admirable: el stent expansible, el sistema dactiloscópico, la jeringa descartable, la cosechadora automática, el helicópetro inventado por Raúl Pateras Pescara, la tirita roja de los paquetes de galletitas que permite abrirlos rápidamente, el aerosol que se usa para marcar los faltas en el fútbol, y el silobolsa.

“El corazón de la muestra es el una recreación del taller de Ladislao José Biró, quien inventó -entre muchas otras cosas- el bolígrafo en 1944 y le vendió su patente a todo el mundo”, comenta Fernandez. El día de la inauguración estuvo presente su hija Mariana, quien expresó acerca de la personalidad de su padre: “Nunca tuvo miedo al qué dirán. Cada vez que tuvo un inconveniente -repasó- tuvo suficiente paciencia y energía para superarlos y se caracterizó por una amplitud de mente y espíritu necesaria para concentrarse en algo tan complejo como puede ser un invento. El trabajaba en muchos lugares, uno de ellos era el garage que estaba lleno de caños y muchas veces hizo explotar la casa porque era muy distraído. Yo creo que el monumento habría que hacérselo a mi mamá

La muestra también tiene un espacio interactivo para los niños, a quienes se les presentan problemas cotidianos para que buscan una solución creativa. “200 años de inventos argentinos” se puede ver en Tecnópolis  los jueves y viernes de 10 a 18, sábados y domingos de 12 a 20.