Nubes dispersas
T 15.5° | ST 15.5° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad Federal - nota

Crean un filtro que transforma el agua contaminada en potable

Julian Weich y el Dr. Nicolás Wertheimer crearon el Proyecto Agua Segura, quienes trajeron al país LifeStraw, un filtro de última tecnología que puede hacer potable agua contaminada. Ya han llevado este filtro a varios pueblos de distintas provincias del país con problemas en la calidad de agua. Conocé el importante trabajo social que realiza el Proyecto Agua Segura.

Tags

El agua es un derecho humano, así lo entendió Julián Weich actor y embajador de la  embajador de UNICEF, quien se unió a Nicolás Wertheimer, un joven médico de 26 años que soñaba con encontrar soluciones de fondo a muchos de los problemas que veía cuando realizaba su residencia. Ambos dieron vida a Proyecto Agua Segura una empresa social que busca promover el acceso al agua potable  por parte de las comunidades más vulnerables.

Tanto Julián como Nicolás sumaron su compromiso para lograr aportar una solución efectiva a la falta de acceso a agua potable, una problemática que alcanza a millones de personas en todo el mundo. 

Según la Organización Panamericana de la Salud, en América Latina y el Caribe son 40 millones de personas las que no tienen acceso a fuentes de agua mejoradas; lo cual parecería imposible si se tiene en cuenta que Latinoamérica es la región con la disponibilidad de agua más alta del mundo; pero esto no se traduce en un acceso total por parte de la población. Quienes beben habitualmente agua en mal estado corren serios riesgos de sufrir deshidratación y desnutrición, cuando no la muerte.

De hecho, según un informe de Joint Monitoring Programme (OMS y UNICEF 2015) cada año 1.500 millones de personas son afectadas por enfermedades transmitidas por el agua, y cada 90 segundos muere un niño a causa de este flagelo. 

El Proyecto Agua Segura ofrece una solución concreta al problema del agua no tratada, a través de la educación y la utilización de tecnologías innovadoras para acercar soluciones de prevención sanitaria a poblaciones en riesgo de contagio de enfermedades transmitidas por el agua. Para lograrlo, trabajan en concientizar, especialmente a las comunidades más vulnerables, sobre la importancia de beber agua libre de bacterias, virus y parásitos; al mismo tiempo que difunden las consecuencias de no hacerlo y capacitan acerca de cómo es posible enmendar la situación a partir de la utilización de filtros de probada efectividad. 

LifeStraw es un filtro con una innovadora tecnología que permiten que el agua contaminada o extremadamente sucia pueda ser recuperada y saludable para su consumo. De todas las metodologías para tratamiento de agua (cloro, solar, filtración, etc) estos filtros se destacaron por ser los únicos que cumplen con los más altos estándares en protección sanitaria según la OMS. 

En circunstancias diversas, los filtros LifeStraw, desarrollados en el 2005 por una compañía suiza que realizó numerosos estudios para garantizar su eficiencia, fueron empleados en los cinco continentes, a través de las ONGs más importantes del mundo. De hecho, demostraron grandes resultados en situaciones de emergencia o catástrofes naturales, como inundaciones o terremotos, ya que permiten obtener agua segura a partir de la propia agua de inundación y evitar brotes de enfermedades transmitidas por ella. 

Proyecto Agua Segura ha llegado a más de 40 comunidades y 300 familias de las provincias de Salta, Santiago del Estero, Chaco, Mendoza, San Juan, Entre Ríos, Formosa y Buenos Aires; además de a unos 50 centros de evacuación. En todos esos destinos se entregaron tanto filtros para las comunidades como para los hogares y les enseñaron a los usuarios cómo aprovecharlos al máximo.