Despejado
T 29.9° | ST 32° Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Especiales - nota

Cultivos sin suelo – Parte 1: Hidroponia

Ante la situación cada vez más compleja de la propiedad de la tierra, surgen sistemas de producción que puedan prescindir de ella sin resignar altos rindes y calidad. Hoy les presentamos el cultivo hidropónico, primera fase de un nuevo paradigma en la agricultura. 

Tags

Por María Magdalena Aust (*)

La agricultura urbana está enfocada en la necesidad de orientar su producción agrícola y hortícola, en particular, hacia una agricultura definida como sostenible; esto es hacia un sistema productivo que tenga en cuenta tres factores fundamentales: el hombre,la economía y el ambiente, no sólo en términos locales  sino también con una proyección mundial futura.

La producción urbana y periurbana sostenible de hortalizas y otros cultivos tiene como finalidad promover el desarrollo de alimentos de calidad, ingresos y empleo; atender las necesidades en los sectores más pobres de la población por medio de la horticultura a partir de productos frescos y tecnologías de producción hidropónica que permitan un aprovechamientos eficiente de recursos limitados como la tierra y el agua.

Los cultivos sin suelo en general y la hidroponía en particular, como técnica de producción de alimentos de calidad y sanidad, son considerados hoy como una alternativa tecnológica válida y necesaria para un sector agroexportador emergente de hortalizas, flores y plantas medicinales con valor agregado. Además, es una opción confiable frente a los requerimientos de aumentar el volumen de producción de alimentos en una superficie cada vez más reducida.

En este contexto, la hidroponia puede ser aplicada con tecnologías sencillas y de bajo costo, como forma de incentivar el autoconsumo de hortalizas y de apoyar el ingreso familiar a través del autoempleo en las propias viviendas o en los centros comunales.

Ventajas de la hidroponia

El uso del suelo trae aparejado como resultado su deterioro que incide negativamente sobre la productividad: malas condiciones físicas, mayor salinidad, PH inadecuado, incidencia de patologías diversas, desbalances nutricionales, etcétera. También se suman las restricciones sobre el uso de agrocquímicos para el control sanitario.

La hidroponia soslaya todos estos problemas, ya que permite un desarrollo adecuado de las raíces, un control eficiente de la disponibilidad hídrica y de los nutrientes. Al mismo tiempo, permite un uso más eficiente de los invernaderos, dada a rapidez con que pueden efectuarse sucesivos cultivos. Todo esto permite obtener un mayor volumen de producción y calidad.

¿Qué es la hidroponia?
Se conoce como cultivo hidropónico aquel que se realiza en un medio acuoso que contiene disueltas sustancias nutritivas esenciales para el desarrollo de las plantas.

¿Cómo crece la planta en el agua?
A diferencia del cultivo en sustrato, en este, la planta no se desarrolla en un medio sólido, sino en una solución rica en nutrientes que hace de anclaje para la planta. El aparato radical de la planta se encuentra parcial o totalmente sumergido en la solución nutritiva. La insuficiente aireación de la raíz, debido al elevado volumen de la solución en el recipiente contenedor, influye negativamente en la difución de esta técnica.

¿Qué es la solución nutritiva?
Según el sistema que se implemente (abierto o cerrado), la administración de la solución nutritiva es diferente. En el sistema abierto, la alimentación del cultivo es siempre una solución nueva que se prepara constantemente y se incorpora en cantidades correspondientes al requerimiento de la planta. Si en cambio se opta por un sistema cerrado, en él, la solución nutritiva recircula constantemente y se reintegra periódicamente para compensar el consumo de agua y nutrientes.

¿Qué es el NFT?
El NFT (Nutrient Film Tecnique) se basa en la circulación de una fina lámina de solución nutritiva a través de las raíces del cultivo, sin que estas se encuentren inmersas en sus trato alguno, sino que simplemente queden sostenidas por un canal del cultivo, en cuyo interior fluye la solución hacia cotas más bajas de gravedad.
Este sistema permite cultivar un gran número de especies hortícolas, la mayoría de ellas de hoja y fruto, obteniendo precocidad, sobre todo si se cultiva en invernadero.
Para el caso de la lechuga, por ejemplo, se puede obtener en un período de entre 5 o 7 semanas. Además, existe un aumento del rendimiento debido a una mayor densidad de plantación, que -para el caso de la lechuga- supera el 300 por ciento.
Este sistema es de más sencilla utilización que el cerrado en sustrato. Pero presenta un problema: la temperatura de la solución nutritiva, que puede llegar a ser elevada, por lo cual deberíamos incorporar un sistema de refrigeración para el verano.

¿Qué rol cumple el agua en constante interacción con la planta?
Es una de las mayores ventajas. Al ser mínimo el gasto de energía que realiza la planta en la absorción, aprovecha ésta para otros procesos metabólicos. El problema de este sistema es la calidad del agua: las aguas salinas, pero puede paliarse incorporándose ciertos cambios. También hay que poner el foco en la oxigenación del agua, que pueden ser bajos en este sistema. Para solucionar esto es necesario crear la mayor turbulencia posible en las caídas del agua a diferentes niveles con el fin de aumentar la oxigenación.

¿Qué es el sistema de paneles flotantes?
Es un método de producción basado en bandejas de cultivo que flotan en el agua con nutrientes y sustancias que previenen cualquier tipo de contaminación. Su principal ventaja es la sanidad vegetal, además registra altos índices de uniformidad en cuanto a las características de las plantas, su momentos de madurez y otros momentos del ciclo vital. 

(*) Del libro “Agricultura urbana, análisis de los sistemas de producción de hortalizas sin suelo”, de María Magdalena Aust, editorial Hemisferio Sur, 2010.