Llovizna
T 15.4° | ST 15.4° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Ciencia y Tecnología - nota

Decodifican los genes de la yerba mate

Investigadores argentinos lograron decodificar los genes de la yerba mate, este hallazgo amplía y profundiza los estudios que se hacen a esta planta que tiene beneficios para nuestra salud. Los especialistas aseguran que se podrían potenciar estos beneficios. La información de la decodificación será de libre uso.

Tags

La yerba mate es una de las plantas más importante de nuestro país, fuertemente arraigada en la tradición argentina es considerada un patrimonio cultural. Un equipo de investigadores del Proyecto de Secuenciación del Genoma de Yerba Mate (Promatear) logró decodificar los genes que la componen, esta información será de libre acceso. Este hallazgo abre nuevas instancias para mejorar su cultivo y saber más de los aspectos químicos de las diferentes especies de yerba.

“Es un paso muy importante en la investigación con intenciones de aplicación directa a los cultivos, porque permitirá conocer todas las regiones del ADN”, afirmó el titular del proyecto, Dardo Martí, decano de la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones (UNAM)

El 98% de los hogares de nuestro país consumen yerba mate. Además de su importancia social y cultural es un motor de las economías regionales de Misiones y Corrientes. En nuestro país se producen 250.000 toneladas de yerba por año. Según estudios del Conicet, Argentina es la primera productora mundial de yerba mate, detrás están Brasil y Paraguay.

El Proyecto de Secuenciación del Genoma de Yerba Mate es ciento por ciento argentino, “que no sólo incorporó equipamiento, sino que también deja capacidad instalada a través de la formación de recursos humanos”, afirmó Dardo Martí. La importante de la decodificación  del genoma de la yerba propone un nuevo paradigma en el mundo de la yerba mate.

“¿Puede la yerba mate sintetizar la misma cantidad de aspirina que el café? ¿Hay relación entre la luz solar que recibe la planta y la cantidad de alguno de los compuestos? ¿Es posible una variedad sin cafeína? ¿Existe algún gen que aumente las características beneficiosas o que modifique el sabor?. Esas son algunas de las preguntas que el genoma ayudará a responder”, afirma a la prensa el director de la Plataforma Bioinformática Argentina (BIA), Adrián Turjanski.

“Se pueda incentivar la yerba mate para que produzca en mayor cantidad determinados elementos, para luego purificarlos y venderlos. Se podrán seleccionar los especímenes más convenientes y cruzarlos sin necesidad de modificar el organismo. Normalmente esto se hacía a través de la observación, pero tratándose de un árbol que tarda mucho en crecer el proceso de selección es largo; ahora podremos reducir drásticamente los tiempos”, concluyó el titular del BIA.