Despejado
T 21.1° | ST 21.1° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

Denuncian que la Laguna de los Pozuelos está contaminada

La laguna es un sitio protegido por Ley, a pesar de eso la industria minera ha contaminado el medio ambiente con pasivos tóxicos. Comunidades originarias y ambientalistas piden la remediación urgente y el cese de las actividades extractivistas.

Comunidades ambientalistas, sociales y originarias se reunieron en Rodero, próximo a la Laguna de los Pozuelos (Jujuy) para denunciar que este monumento natural está secándose y contaminándose por la presencia de actividades mineras en la región. Llamaron al encuentro “Cumbre del Agua” y pidieron al gobierno jujeño que cese con el extractivismo en esta laguna, protegida por la Ley. En la zona de registran mortandad de aves y de vicuñas.

El Monumento Natural Laguna de los Pozuelos fue creado en 1980 y se encuentra en la región puneña, al norte de la provincia. Tiene 16.224 hectáreas y pertenece a la eco-región Puna. Se trata de un área protegida, y por su biodiversidad está incluida dentro de la lista de Humedales de Importancia Internacional. Aunque debería ser un sitio alejado de la contaminación, no lo es. Alrededor de la laguna la presencia de la minería fue permitida por el gobierno. Minas abandonadas y proyectos activos han alterado el medio ambiente.

Desde el año 2013 se está denunciando la contaminación en la laguna. La minas cerradas Pan de Azúcar, Eureka y Santa Catalinas tienen aún pasivos tóxicos que han provocado contaminación del suelo y el agua. En la primera mina se molía mineral y ese material entraba en contacto con un cauce de agua, donde es común que aparezcan animales muertos. Se pide la remediación urgente.

En la “Cumbre del Agua” las distintas organizaciones resolvieron en un comunicado que el gobierno “cese en forma inmediata con  cualquier actividad que modifique, altere y contamine el ciclo natural del agua y afecte la producción familiar en la zona. El cese inmediato del Proyecto Chinchillas, de la mina Pirquitas, y la remediación, completa e inmediata de todos los pasivos ambientales ubicados en la Laguna de Pozuelos y su entorno. Terminar con la persecución, criminalización, desaparición, y asesinato de defensores del agua, la vida y las culturas”

Las comunidades denuncian que en la provincia existen “estudios científicos independientes que dan cuenta de la enorme contaminación con metales pesados en aguas y sedimentos de Mina Pirquitas y El Aguilar, entre otras, además del descomunal uso de agua, lo que provoca secado de aguadas, arroyos y lagunas como la de la Cuenca de Pozuelos” La Laguna se halla en un proceso de desertifiación notable, muchas de sus especies de aves han desaparecido. El gobierno provincial, como suele suceder cuando la minería está en el medio, niega cualquier vinculación entre la contaminación de la laguna y la industria que todos los meses deja importantes regalías al tesoro público, en detrimento de los servicio ambientales de la laguna y su ecosistema.