Despejado
T 17° | ST 17.0° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Sustentable - nota

Desarrollan un corcho amigable con el medio ambiente

El tolueno está presente en los corchos sintéticos, una empresa desarrolló un corcho con componentes naturales que se recicla fácilmente y es biodegradable.

La industria vitivinícola se ha inclinado desde hace algunos años por los corchos sintéticos, dejando de lado los producidos con alcornoque de origen natural, algunas empresas se están volviendo a corchos ecológicos, con  derivados de caña de azúcar. La empresa Vinventions Sudamérica presentó un corcho con microaglomerado natural con aglomerante que no contamina, como el poliuretano, usado en corchos sintéticos.

Uno de los problemas de los corchos sintéticos es que el aglomerante (pegamento) que une los elementos para fortalecer su textura y forma tiene productos tóxicos, como el tolueno. “El tapón que desarrollamos utiliza un polímero derivado del azúcar de la remolacha, se recicla fácilmente, es biodegradable y no usa TCA“, este último elemento está presente en los corchos sintéticos y le traslada al vino un olor desagradable.

Andrés Belinsky, CEO de la empresa apunta a que en cinco años, la industria se vuelque a este producto ecológico. En países como los nórdicos y europeos, los consumidores se vuelcan cada vez más a productos que sean amigables con el medio ambiente, el vino no escapa a esta tendencia. Por ser un producto que permanece vivo dentro de la botella, todo lo que permita que este liquido conserve todas virtudes naturales es muy bien visto.

“El consumidor millennial, ante dos opciones de productos que encuentra en la góndola y al mismo precio, prefiere el que tenga características sustentables”, puntualizó Belinsky.