Despejado
T 22.9° | ST 22.9° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Naturaleza - nota

Dos cóndores que fueron envenedados son liberados en Mendoza

En el marco del Programa de Conservación Cóndor Andino, dos ejemplares rehabilitados en el Proyecto Ecoparque Interactivo que habían sido encontrados en agosto de este año con un cuadro de intoxicación por veneno, fueron liberados en la localidad de Uspallata (Mendoza), con la participación de la Comunidad Huarpe, quien realizó una ceremonia ancestral.

Tags

En agosto de este año dos cóndores fueron hallados a punto de morir con un cuadro de intoxicación por haber comido carne envenenada, al lado de la Ruta 7 camino a Uspallata, enseguida se realizó un operativo que integró a distintas Instituciones para salvar a los cóndores que entraron en el Proyecto Ecoparque Interactivo de Buenos Aires. Esteasemana fueron liberados.

La pareja de cóndores adultos fueron encontrados sobre la ruta 7, se trató de dos ejemplares adultos que fueron rescatados gracias a la intervención del Departamento de Fauna, la Secretaría de Ambiente de Mendoza, la Gendarmería Nacional, y la Policía de Uspallata, quienes articularon esfuerzos para salvar a estas dos aves que son el símbolo de la libertad para los pueblos originarios andinos.

Los cóndores fueron rehabilitados por el Programa de Conservación Cóndor Andino, de la Ciudad de Buenos Aires. “El Programa de Conservación Cóndor Andino es uno de los más exitosos de la Argentina y, estamos muy orgullosos de seguir trabajando con este tipo de iniciativas en las que se conjuga tecnología de punta, conservación y el vínculo con nuestras raíces culturales”, declaró a la prensa Andy Freire, Ministro de Modernización, Innovación y Tecnología de la Ciudad.

Cuando un cóndor es intoxicado la rehabilitación depende del veneno que fue usado. En el caso de Xumec y Che (Sol y Luna en lengua huarpe), como fueron llamados, fueron sometidos a tratamientos hepáticos y de hidratación para que la toxina sea eliminada en forma natural.

Los cóndores han sido honrados por nuestros pueblos originarios, que sostienen que la tierra es nuestra madre y que cada animal es un hermano. Nuestro trabajo tiene, como Che y Xumec, dos alas: la ciencia y la cosmovisión de respeto que consiste en honrar toda forma de vida” afirmó Luis Jacome, Presidente ejecutivo de la fundación Bioandina.

El Programa  de Conservación Cóndor Andino ya rehabilitó y liberó 163 cóndores en todo Sudamérica. La liberación de Xumec y Che fue acompañada por más de 250 personas que incluyó una ceremonia que fue hecha por la Comunidad Huarpe de Guaytamari.