Despejado
T 18.3° | ST 18.3° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

El gobierno de Mendoza autorizó el fracking en Malargüe

El gobierno mendocino había prometido consultar a la población antes de permitir el Fracking, pero no lo hizo y autorizó a una empresa a llevarlo adelante en cuatro pozos. La fractura hidráulica contamina las napas de agua subterráneas.

Distintas organizaciones ambientalistas, entre ellas la Asamblea Popular por el Agua marcharon en el centro de Malargüe para expresar su rechazo a la autorización del gobierno provincial que habilita a la empresa El Trebol a realizar fracking en cuatro pozos al sur de la ciudad.

La medida del gobierno alertó a los vecinos de Malargüe, ya que el fracking es una práctica que contamina las napas de agua subterráneas. La Asamblea Popular por el Agua y la Fundación Cullunche pidió al Fiscal de Estado, Fernando Simón que inicie una investigación para conocer por qué se autorizó a hacer la fractura hidráulica en pozos que están a tan poca distancia de un centro urbano, y si la Ing. Mirima Skalany, Directora de Protección Ambiental incurrió en incumplimiento a los deberes de funcionario público, ya que su área debería haber impedido esta práctica.

La explotación que la empresa El Trébol está realizando al sur de Malargüe corresponde al área del yacimiento Vaca Muerta que penetra en territorio mendocino. La empresa no presentó ningún estudio de impacto ambiental.

El fracking o fractura hidráulica es una técnica que permite la extracción de gas o petróleo del subsuelo de un modo no convencional. Consiste en la perforación de un pozo vertical u horizontal, entubado y cementado, a más de 2500 metros de profundidad, con el objetivo de generar uno o varios canales de elevada permeabilidad a través de la inyección de agua a alta presión, de modo que supere la resistencia de la roca y abra una fractura controlada en el fondo del pozo. Este agua a presión es mezclada con algún material apuntalante y productos químicos. En su paso, contamina las napas de aguas dulces.

“El gobierno quiere implementar la técnica sin llamar a audiencia pública, sin estudios de impacto ambiental, el gobierno miente, ya que, cuando asumieron conformaron un consejo provincial del ambiente en el que querían discutir temas como el problema de la basura y las botellas de plástico, y cuando las asambleas plantearon que además de eso era importante discutir proyectos megamineros, fracking, y demás, acordaron en que serían consultadas y esto nunca fue así“, declaró al diario Izquierda Sergio Onofrio, uno de los referentes de la Asamblea Popular por el Agua, quien además afirmó que “no se trata solo del agua de Mendoza, sino que los pozos al estar situados cerca de la cuenca del río Atuel, involucra a otras provincias como La Pampa, y de esta manera se profundizaría más el conflicto que mantienen ésta con Mendoza”.