Despejado
T 30.9° | ST 30° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Alimentación - nota

El mecanismo de los alimentos con agroquímicos en el organismo

Conocé el impacto que generan en nuestro organismo las sustancias químicas que utiliza el modelo de agroproducción de nuestro país, en una entrevista al médico Jorge Kaczewer. Conocé las enfermedades que décadas atrás casi no existían.

Por Matilde Moyano

Desde una visión sistémica del fenómeno de la vida, de la salud y la enfermedad, los agroquímicos son una parte importantísima de los factores causales de todo tipo de enfermedades crónico degenerativas. Esto es lo que nos transmitió el Médico Jorge Kaczewer, pionero del movimiento agroecológico argentino que impulsó la creación del Movimiento Argentino para la Producción Orgánica (MAPO).

En un contexto en el que se dieron a conocer documentos del SENASA que detallan operativos en los que se constataron partidas de frutas y verduras fumigadas con hasta 22 pesticidas (las cuales se encuentran a la venta en los mercados centrales de Buenos Aires, Mar del Plata y La Plata), es importante conocer qué es lo que estas sustancias químicas desencadenan en nuestro organismo, porque “el ser humano es mucho más que la suma de las partes”, como asegura este médico que sugiere “desatar los nudos” originados por los especialistas que “parten en pedacitos” a los pacientes.

Anteriormente, Kaczewer participó de nuestro documental ‘Cuando la producción de alimentos nos enferma‘. Conocé en esta entrevista el daño que los alimentos contaminados generan en nuestra salud:

// ¿Tenés pacientes afectados por agroquímicos?

Tengo pacientes específicamente afectados por agroquímicos debido a mi participación desde hace ya una década y media en los distintos grupos del movimiento ecologista que denuncia el problema de los agroquímicos, que va de la mano con el avance de los cultivos transgénicos. El consumidor argentino está expuesto a un cóctel de pesticidas en la dieta en forma de vestigios que consume cotianamente, además tengo muchos pacientes intoxicados por nubes concretas de un agroquímico o de varios.

// Aunque no estemos expuestos directamente a los agroquímicos, ¿estos pueden desencadenar una enfermedad?

Hoy en día podemos hablar de ‘superorganismo humano’, que está constituido por el ser humano y los microorganismos que viven dentro del humano. Por cada célula nosotros tenemos 10 bacterias adentro en estado de salud, esto equivale sobre 50 trillones de células a 500 trillones de bacterias. Imaginen un avioncito pasando 3 o 4 veces por día sobre un kilo y medio de bacterias tirando pesticidas, conservantes, saborizantes, fijadores, antioxidantes, etc.

// La OMS ya estableció que el glifosato es ‘posible cancerígeno’ y hay muchos otros estudios que asocian a este agroquímico con el cáncer.

Los pesticidas que se usan, principalmente el glifosato, intervienen produciendo una disrupción en una serie de vínculos y relaciones con nuestra fisiología que terminan colaborando con la aparición de todo tipo de enfermedades, sobre todo la gran epidemia de enfermedades autoinumnes, la actual epidemia de cánceres que es alarmante.

Si hoy 2 de cada 10 padecen cáncer, vamos hacia un futuro de 2 de cada 3. Y el cáncer no es más que un intento inteligente del organismo por defenderse, y hay una medicina que todavía sigue creyendo que el cáncer es el tumor. El cáncer somos los humanos. Un humano con cáncer está globalmente afectado, no es el tumor la enfermedad.

// ¿Qué otro tipo de enfermedades pueden ocasionar los agroquímicos?

Recibimos pacientes con problemas sistémicos, neurológicos, cutáneos, digestivos, por haber estado expuestos a nubes, es decir, por haber sido fumigados literalmente. Incluso una propia empleada del INTA que trabajaba como administrativa al lado de invernaderos donde se fumigó con glifosato y el viento le llevó el glifosato hasta la oficina. Hay gente que viene con una conjunción de enfermedades donde el cáncer es lo menos grave.

// La exposición al glifosato puede causar problemas graves como los que padecen los habitantes de los pueblos fumigados. Pero para una persona de la ciudad que consume alimentos contaminados con este herbicida, ¿qué complicaciones en la salud puede ocasionar?

Todos los vegetales que se venden en la Argentina y que no son orgánicos están excedidos en el límite máximo permitido entre pesticidas, herbicidas, fungicidas, etc. Estamos realmente en el horno. El hecho de que nuestro hígado, intestino y páncreas nos permitan seguir viviendo, no quiere decir que el daño no vaya por dentro y que en algún momento eso explote, el barril desborda. Entonces, una de las capas del barril que va haciendo una sumatoria de eventos e irritaciones para que después surja una enfermedad tan grave como el cáncer, son los pesticidas.

Además, acá hay un problema también vinculado con los alimentos transgénicos, donde estamos todos los días ingresando al torrente sanguíneo pedacitos de código genético que nunca antes estuvieron en contacto con el sistema inmunológico humano, entonces esto es una lesión de esfuerzo repetitivo para el sistema inmunológico humano y por eso la epidemia actual de enfermedades que hace una década o una generación atrás ni siquiera se escuchaban y hoy son la norma: enfermedades autoinmunes como la celiaquía, la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, el síndrome de Sjögren, el abanico es espectacular, es una cantidad de patología autoinmune donde el sistema termina confundiendo lo propio con lo otro y ataca todo.

// Y con respecto a la soja, ¿una persona que come muchos alimentos que tienen derivados de la soja está en riesgo?

La soja sintetiza fitoestrógenos como elemento evolutivo de defensa para limitar a sus predadores, esto es esterilizar a los machos que se comen la planta. Tenemos un problema de disrupción hormonal, tenemos un problema de antinutrientes que perturban la digestión, vas al supermercado y el 70% de lo que pones en un carrito tiene derivados de la soja transgénica, entre ellos la mayoría con aislado proteico de soja que es el elemento derivado procesado de la soja que más procesa los fitoestrógenos. Entonces ahí hay un problema que no se está viendo.

// ¿Y qué podemos hacer nosotros para prevenir que los alimentos nos afecten?

Hoy hay más de cien cooperativas que realizan repartos de alimentos orgánicos en el ejido de la Ciudad de Buenos Aires, y es mucho mayor la cantidad en todo el país.

// ¿Es la única manera?

Es la única manera.