Despejado
T 15.8° | ST 15.8° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - El Campo - nota

En Arroyito rompen la ruta 19 para que no se inunde la ciudad

Empleados de la municipalidad de la localidad cordobesa de Arroyito rompieron parcialmente la ruta nacional 19 para impedir que el caudal de agua que bajaba de los campos afectados por las inundaciones llegue a la zona poblada. La situación en el este cordobés es desesperante.

Tags

Empleados municipales de Arroyito, ciudad ubicada 112 kilómetros al este de Córdoba, rompieron este viernes la ruta nacional 19 para intentar descomprimir el avance de las aguas en una zona afectada por las inundaciones de los campos. Es la única posibilidad que queda para intentar salvar a la ciudad, que vive horas de desesperación.

El vocero del Comité de Emergencias, Ignacio Cabello, confirmó el levantamiento de la capa asfáltica. “Debido a que el agua no baja, lo hablamos anoche en el Comité de Emergencia y el intendente Mauricio Cravero tomó la decisión de intervenir la ruta con un pequeño badén para que salga más rápido el agua. Mandamos notificaciones a Vialidad Nacional y a Carreteras Centrales Argentinas (concesionaria de la ruta), diciendo que lo íbamos a hacer”, dijo Cabello esta mañana.

El corte en la carpeta asfáltica sería paulatino, a fin de que los vehículos transiten y la ciudad no quede aislada. “Según los ingenieros esta es una alternativa que puede mejorar el escurrimiento del agua. Estamos haciendo todo lo humanamente posible para que el agua no entre a la ciudad”, agregó Cabello. 

La ruta nacional 19 es una de las más importantes de la región núcleo del país ya que conecta Sante fe con Córdoba. Gran parte de la producción lechera y agropecuaria pasa por esta ruta que es una de las más transitadas también por conectar en forma meridiana a mucho pueblos y ciudades. 

Entre los vecinos de Arroyito, como de la región, la preocupación se mantiene, así como los interrogantes sobre las causas. Las lluvias sería una de ellas, pero también muchos saben que el comportamiento del agua obedecería a viejas mañas de los productores al hacer canales clandestinos y la práctica de un modelo productivo basado en la soja, que quita absorción a la tierra.

“Esto ya es algo insólito. Hace dos días que ha parado de llover y sigue el mismo caudal de agua. Pero no viene por un tsunami, es agua de llanura proveniente de 14.000 hectáreas de campo anegadas. Al caudal no lo podemos cuantificar” acotó Cabello. A pesar de todo, el problema solucionaría sólo la realidad hídrica de Arroyito, ya que el agua que se escurre por la rotura de la ruta buscaría una salida natural a zonas más bajas, inundando otras áreas.