Despejado
T 16.5° | ST 16.5° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

Envenenan a perros con agrotóxico en un pueblo bonaerense

El pequeño pueblo de cien habitantes no sale de su asombro: en un año han muerto más de 300 perros, gatos y aves, todos envenenados por carbofurán, un poderoso agrotóxico.

Ignacio Correas es un pequeño pueblo del Partido de La Plata, tiene 110 habitantes y ya han muerto más de 300 animales -en su mayoría perros y gatos- envenenados con carbofurán, un poderoso agrotóxico que es altamente tóxico para la salud humana. En 2017, varias personas resultaron afectadas por estar expuestas a este agente químico.

Las muertes comenzaron el año pasado, alrededor de 300 animales fueron encontrados muertos en las calles del pueblo, acostumbrado a la tranquilidad y a ver pasar perros por las veredas. Hoy el pueblo casi ya no tiene animales y en los últimos días volvieron a aparecer perros muertos. Todos presentan la misma causa de muerte: intoxicación por haber consumido comida envenenada con carbofurán.

Los vecinos no salen de su asombro porque son cien habitantes y creen que entre ellos podría estar el responsable de estas muertes. El Municipio creó un plan para dar con el o los responsables de estas matanzas masivas que son muy peligrosas porque el agrotóxico podría intoxicar a los propios habitantes del pueblo. Los vecinos del pequeño pueblo exigen la colocación de cámaras para poder tener un registro visual de lo que sucede en el pueblo en las horas en las que nadie camina por las calles y que podrían ser usadas para envenenar a los perros.

Bidones de Carbofurán hallados en baldíos del pueblo.

El modus operandi es el mismo que en el 2017, el agrotóxico es dejado en las veredas, cunetas y hasta mezclado con comida dentro de bolsas, que son arrojadas en los patios de las casas para que los perros y gatos lo coman. Las aves también participan, lamentablemente, de este circuito y muchas han aparecido muertas. El carbofuán, expuesto de esta forma, podría estar en contacto de niños, lo que podría tener una consecuencia fatal.

El carbofurán, es uno de los pesticidas más tóxicos del mercado, se usa usualmente en los cultivos de manzanas y peras, aunque debido a su extrema toxicidad fue prohibido por la Subsecretaría de Agricultura, esta norma no se respeta y es fácil hallarlo en comercios de venta de insumos agropecuarios. Un sólo miligramo puede matar a un ser humano, en dósis menores puede producir parálisis facial y en las extremidades y tiene un gran poder residual, puede permanecer 60 o más días en la tierra, filtrándose en las napas.