Despejado
T 21.3° | ST 21.3° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad - nota

Gualeguaychú: vuelven a marchar contra la pastera UPM

Mientras el gobierno entrerriano pretende derogar la Ley de la Madera facilitando la venta de madera a Uruguay para abastecer a la pastera UPM, la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú, junto con vecinos volvieron a manifestarse en el Puente Internacional San Martín para decirle "si a la vida y no a la contaminación"

Cuando el gobierno entrerriano pretende derogar la Ley de la Madera, habilitando la venta de este elemento para abastecer a la pastera finlandese UPM en Fray Bentos, la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú junto a miles de vecinos volvieron a manifestarse en el Puente Internacional San Martín, para exigir el cierre de la planta y difundir su mensaje de defensa de la vida y no a la contaminación.

“Hoy venimos al Puente Gral. San Martín convertido ya en tribuna de nuestras protestas contra todo tipo de contaminación y particularmente contra las empresas de las corporaciones saqueadoras, cuya máxima representación en nuestro suelo es Botnia UPM y que desde aquí pretenden extender sus dominios celulósicos sin preocuparse de las graves consecuencias que sufrimos los ciudadanos”, se oyó por los parlantes la proclama que la Asamblea viene repitiendo desde hace trece años.

“Otra vez expresamos la protesta que alimentamos permanentemente aquí en Gualeguaychú y que se nutre de la unión entre todos los pueblos de esta región, y particularmente de los de la Cuenca del río Uruguay, quienes al unísono expresamos la defensa del ambiente con nuestro grito: Si a la vida y no al saqueo y la contaminación” continúa el discurso, recordando que en “en estos últimos años hechos gravísimos han sucedido, hemos pasado de ser  causa Nacional, a firmar pactos de conveniencia entre los gobiernos de Argentina y Uruguay, sin respetar el dictamen de la Corte Internacional de Justicia de La Haya”.

Acerca de la intención del gobernador de Entre Rios Gustavo Bordet de derogar la Ley de la Madera para facilitar la venta de madera a Uruguay, con el fin de abastecer a la pastera, echa al suelo la lucha de una década de los asambleístas y del pueblo entrerriano que le dijo no a la industria maderera para no alimentar la contaminación. Acerca de esta, la proclama que se oyó en el Puente fue determinante: “Soplan fuertes vientos en nuestro gobierno para liberar la venta de rollizos de madera sin valor agregado (derogando la Ley de la madera)­, que benefician a las empresas denunciadas por nuestro país, como ilegales y contaminantes. Mientras tanto, del otro lado del río, el gobierno de Tabaré Vázquez se desvive por atraer capitales para estas industrias, siendo el cómplice necesario y permanente para llevar a cabo estos emprendimientos letales, siendo la tercera pastera sobre el Río Negro, una muestra de ello, al verter sus aguas al Río Uruguay, frente a Costa Uruguay Sur”.

Como desde hace trece años, en el puente no sólo de manifestaron asambleístas argentinos, sino que se unieron miembros de organizaciones de Uruguay, Paraguay y Brasil. “Hace trece años que defendemos nuestro río. Defendemos nuestra casa común, participando de movimientos contra la contaminación en todos sus géneros, como el fracking (recientemente prohíbido), escuelas fumigadas, minería a cielo abierto, centrales termonucleares, agrotóxicos efluentes industriales y cloacales sin tratar”

Al terminar, se oyó el fin del pronunciamiento ambiental más contundente que ha tenido nuestro país en estos últimos años: “Señores Gobernantes:  sepan que al elegirlos les confiamos la custodia de nuestra naturaleza y la historia juzgará sus actos”