T 20° | ST 20° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Sociedad - nota

Impunidad: la Justicia archivará el tercer derrame que produjo Barrick Gold

Al igual que el segundo derrame, la Justicia en San Juan se mueve conforme los deseos de Barrick Gold. Ahora la causa que investiga el tercer derrame ocurrido en marzo de 2017 quedaría archivada.

El tercer derrame que produjo Barrick Gold en marzo de 2017 podría correr la misma suerte que el segundo: la causa quedaría archivada. El fiscal de Jáchal Sohar Aballay, basándose en informes oficiales y de la propia empresa llegó a la conclusión de que el derrame “no produjo perjuicio a la salud pública ni al medio ambiente”, por este motivo le pidió al Juez Pablo Ortija que archive la causa por contaminación.

En marzo de 2017 una solución imprecisa de agua cianurada se derramó en el valle de lixiviación en la mina Veladero. Según la empresa este agua contaminada no habría llegado a ningún río, por lo tanto no se habría violado la Ley de Residuos Peligrosos. Barrick Gold produjo tres derrames en la mina Veladero, en septiembre de 2015, en el mismo mes pero del año siguiente y el 28 de marzo del año pasado, la causa que investigaba el segundo -por medio del lobby empresarial- fue archivada. Igual destino tendría el tercer derrame.

El derrame que produjo más reacción en el gobierno pro minero de Sergio Uñac fue el del 2017. El mandatario había asegurado en el año 2016 que no iba a tolerar otro derrame y que en el caso de producirse iba a cerrar la mina. Nada de esto sucedió. Uñac le pidió a la empresa que invierta más dinero en seguridad y que hiciera cambios en el valle de lixiviación. La mina tuvo suspensión de actividad, pero pronto reabrió. La única sanción económica que debió afrontar Barrick Gold, fue por el primer derrame y se trató de 146 millones de pesos. La empresa facturó ese año 471 millones de dólares. La multa, es insignificante.

En el año 2017 se produjo un desacople en los caños en el valle de lixiviación, que es el proceso donde por medio de una solución de agua cianurada se separa el metal precioso de la roca. Tres cañerías quedaron rotas, lo que provocó un derrame de una cantidad que nadie supo, y que la empresa jamás determinó. Como sucedió con los demás derrames, Barrick Gold hizo todo lo posible por ocultar el derrame.

La Asamblea Jáchal No Se Toca, agrupación local, desde el 2015 viene pidiendo el cierre y remediación de la mina que causó la contaminación de cinco ríos y viola la Ley de Glaciares, por hallarse sobre zona periglaciar. En San Juan, la agenda de la Justicia y la política se mueven conforme los deseos de la empresa canadiense.