T 20° | ST 20° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Sociedad - nota

Inhumana entrega de alimentos a comunidades originarias en Salta

El pueblo está inundado y un helicóptero del gobierno de Urtubey deja bolsones con comida tirados en la tierra sin coordinar la entrega. Aquí viven comunidades originarias que sobreviven como pueden.

Santa Victoria Este es una localidad a orillas del Rio Pilcomayo donde la realidad golpea duro, las aguas han desbordado el cauce y el pueblo se halla aislado. Viven aquí comunidades originarias, es tierra del olvido para los políticos y en las últimas horas se viralizó un video que muestra cómo un helicóptero deja bolsones de comida, alza vuelo rápidamente y las personas salen corriendo para tratar de alcanzar lo que sea.

La desidia, insensibilidad y abandono que sufren los pueblos originarios se pueden representar con este hecho. No existe una sola persona que baje del helicóptero para administrar esas raciones de alimento, no hay palabras, ni organización. Como si los Wichis y Quechuas, Chorotes, Qoms y Chulupíes que habitan allí no tuvieran otros derechos que sólo el de alimentarse, el piloto de ese helicóptero huyó sin dejar rastro.

Néstor Ruiz de los Llanos, secretario de Defensa Civil, debió salir a explicar las durísimas imágenes que se divulgaron. Declaró a Nuevo Diario que el hecho “es un caso excepcional, por lo general las entregas son coordinadas con los caciques, pero ninguno de los tres caciques estuvieron el día de la entrega”, para intentar explicar lo inexplicable, el funcionario del gobierno de Urtubey, agregó “que la capacidad de los helicópteros es aprovechada al máximo y que en comunidades numerosas el piloto viaja solo para tener mas espacio para la mercadería”.

“Por lo general cuando llega el piloto busca al cacique y deja la asistencia y es el cacique el encargado de repartir, esto con previo conocimiento del municipio para que avisen de la llegada del helicóptero. Es el cacique quien distribuye para que la asistencia llegue a cada familia y no tengamos que ver lo que ocurre en el video, ese día dejó los bolsones y  luego partió porque no puede quedarse mucho tiempo en un lugar. Fue un caso excepcional”, afirmó.

Santa Victoria Este tiene 1200 habitantes, el 89% de la población tiene las necesidades básicas insatisfechas. Muy pocos niños asisten a la escuela, las viviendas están hechas de barro y ramas de árboles, y son escasos los servicios que llegan hasta este punto apartado del mapa. La caza ilegal ha disminuido el alimento de la comunidad que sobrevive como puede. Las familias se alimentan de la recolección de frutas y de la pesca.