Muy nublado
T 26.5° | ST 28° Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

Irá corriendo de Buenos Aires a Chile

Matías Anguita es un deportista chileno que correrá los 1600 kilómetros que separan a Buenos Aires de Valparaíso. La aventura arrancará el 15 de marzo y durará 22 días. 

Tags

Un nuevo reto se propuso el ultramaratonista chileno Matías Anguita, quien planea correr 1.600 kilómetros desde el 15 de marzo hasta el 8 de abril, partiendo de la ciudad de Buenos Aires y terminando en el puerto de Valparaíso, en Chile. El desafío del deportista es unir de este a oeste el Cono Sur durante 22 días, corriendo en dos sesiones diarias para completar entre 60 y 70 kilómetros por jornada.
Matías viajará esta semana a Buenos Aires para partir el domingo hacia su nuevo desafío, que lo tendrá corriendo diariamente casi dos maratones y viviendo en una casa rodante junto a un chofer, una kinesióloga y un productor, realizando una metódica rutina diaria de trotes, alimentación, descanso y masajes.
Sobre los hitos de este nuevo desafío, Matías remarcó la salida de Buenos Aires, la llegada a Mendoza, el paso por el Cristo Redentor y la llegada a Valparaíso. Sin embargo consideró el paso por el Cristo Redentor como fundamental. “Para mí es tremendamente importante porque me pondrá a prueba. Es lejos el día más difícil de todo el trayecto, porque influirán mil cosas, desde la altura y el clima, hasta el cansancio”, anticipó.
El ultramaratonista, que se inició en este deporte con el fin de mejorar su salud, anteriormente ya se había destacado por sus impresionantes desafíos, siendo el más conocido el que lo llevó a recorrer Chile de punta a punta, con un total de 5.000 kilómetros en 65 días. También realizó la interesante propuesta de correr 40 maratones en 40 días seguidos, al cumplir 40 años.
 
Para Anguita es importante cumplir con dos objetivos al realizar este nuevo desafí. Primero, demostrar que Chile y Argentina están unidos por el deporte. “Para mí eso es relevante porque los argentinos nos demuestran que tienen un espíritu deportivo tremendo. Y después hacerle entender a la gente que cualquiera puede hacer deporte y eso es algo importantísimo. Yo fui fumador y gordo, así que si una persona se entusiasma en moverse un poco más, me doy por bien pagado”, concluyó.