Despejado
T 30.9° | ST 30° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad - nota

La Ciudad de Buenos Aires disminuyó el 30% de las emisiones de carbono

En los sectores con mayor incidencia como la energía, los residuos, el arbolado y el transporte, la Ciudad logró evitar la emisión de 469.145 toneladas de dióxido de carbono, lo cual representa el 30% de la reducción prevista para 2020.

A través de una serie de políticas ambientales, la Ciudad de Buenos Aires logró reducir este año el 30% las emisiones de carbono del total previsto para 2020 en el Plan de Acción frente al cambio climático, según informó el Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

A través de la Agencia de Protección Ambiental, conjuntamente con diferentes áreas de gobierno, durante 2017 la Ciudad logró evitar la emisión de 469.145 toneladas de dióxido de carbono. Ese número representa el 30% de la reducción prevista para 2020 en el Plan de Acción frente al Cambio Climático 2016-2020 (PACC) que propone una reducción del 10% del total de las emisiones proyectadas para ese año.

“Impulsamos políticas ambientales para mitigar los efectos del cambio climático. Realizamos grandes progresos en los sectores con mayor incidencia como es la energía, los residuos, el arbolado y el transporte“, explicó en el comunicado Eduardo Macchiavelli, Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad.

En lo referido a energía, se desarrollaron diversos proyectos apuntados a la eficiencia energética como el reemplazo de semáforos tradicionales y luminarias del alumbrado público por LED, y recambio de lámparas LED en autopistas urbanas.

Por otro lado, se fortaleció el uso de energías renovables como las instalaciones fotovoltaicas que utilizan la energía solar en distintos lugares de la Ciudad, como en edificios públicos y el Metrobus, lo que permitió una reducción de 28.965 toneladas.

En adelante, se sumarán el recambio de luminarias en edificios públicos, el canje de lámparas de poca eficiencia por LED a los vecinos de barrios vulnerables, y la colocación de nuevas instalaciones fotovoltaicas. El objetivo es que, para el 2019, la ciudad sea 100 por ciento LED.

La Ciudad también impulsa cambios en lo referido a la gestión de residuos a través del Centro de Reciclado de la Ciudad y las medidas de separación en origen de la basura que, hasta ahora representó una reducción de 221.653 toneladas de dióxido de carbono. La plantación de nuevos árboles permitió que se redujeran 3291 toneladas más.

En el sector de transporte los planes se basaron en la extensión de la traza del Metrobus, de la red de subtes, de ciclovías y bicisendas; y el trabajo que se realizó en la mejora y el ordenamiento del tránsito que, en total, redundaron en una reducción de emisiones de 215.236 toneladas de dióxido de carbono.