Despejado
T 20.5° | ST 20.5° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad Federal - nota

La Corriente de “El Niño” alcanzará su pico para Navidad

Así lo estima la Perspectiva Agroclimática Estacional de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. En el verano "El Niño" se disiparía en forma adelantada, de esta manera los pronósticos cambian, hasta hace unas semanas atrás, se suponía que hasta marzo tendríamos un "Niño" muy fuerte. Leé la nota y conocé cómo estará el clima en próximos meses.

Tags

Un informe elaborado por el climatólogo Eduardo Sierra para la Bolsa de Cereales de Buenos Aires advierte que el fenómeno conocido como “El Niño” se intensificará en los últimos dos meses de 2015, alcanzando su pico para las fiestas de fin de año.

La Perspectiva Agroclimática Estacional actualizada a noviembre titulada “El Niño, vigoroso pero no extremo”, asegura que “durante lo que resta de la primavera 2015, los efectos del desarrollo de  ‘El Niño’ se intensificarán gradualmente, alcanzando su máximo hacia finales de diciembre, coincidentemente con la Fiesta de Navidad, lo cual da su nombre al fenómeno”.

En ese marco, la zona núcleo del país quedaría dentro de la zona con precipitaciones moderadas a abundantes, con focos de tormentas, con riesgo de granizo y vientos. De esta forma habrá un verano más calmo en lo que respecta a precipitaciones. Según esta proyección, los efectos del desarrollo de “El Niño” continuarán experimentándose en el verano, “aunque, por tratarse de un episodio temprano, cabe esperar que su proceso de disipación comience en forma adelantada, haciendo que la actividad meteorológica disminuya gradualmente su intensidad”

“La actividad meteorológica será muy discontinua. Se producirán rachas de tormentas, que se alternarán con lapsos de bloqueo de la circulación, durante los cuales los frentes de tormenta no lograrán pasar, dando lugar a condiciones de tiempo extremadamente caluroso y seco”, agrega el pronóstico de Sierra.

En cuanto al balance de lo ocurrido hasta ahora, el reporte de la Bolsa de Cereales bonaerense sostiene que “el vigoroso desarrollo inicial de ‘El Niño’ 2015/2016  hizo temer que se tratara de un evento de proporciones inéditas, capaz de causar efectos catastróficos”. Sin embargo, “durante septiembre y octubre su velocidad de desarrollo se moderó, tendiendo a estabilizarse”.

Por esta causa, si bien se ubicará entre los más intensos observados hasta el momento es probable que su intensidad no logre finalmente –y como se esperaba– superar a los más fuertes registrados hasta ahora, como los ocurridos en las temporadas 1982/83 y 1997/98.

El motivo es que, desde comienzos de septiembre, el Océano Atlántico viene experimentando el ascenso, hacia el norte, de la Corriente Marina Fría de Las Malvinas, que enfría el litoral atlántico de La Argentina y el Uruguay, reduciendo los efectos de “El Niño”.

Como conclusión, el informe plantea además que “es prudente considerar  la posibilidad de que, como en ocasiones anteriores, la ocurrencia de un episodio de ‘El Niño’ sea seguida por uno o dos episodios de ‘La Niña’”, lo que implicaría que, a partir del otoño de 2016, comenzarían a experimentarse precipitaciones inferiores a lo normal y vigorosas irrupciones de aire polar, con riesgo de heladas tempranas.

De todos modos, el climatólogo Sierra admite que “las irregularidades exhibidas por el agroclima durante las últimas campañas agrícolas, tanto a nivel nacional como internacional, indican que no es prudente hacer cálculos exitistas, y que debe dejarse siempre un margen de seguridad en las proyecciones económicas y productivas que se realicen”.