Despejado
T 20.7° | ST 20.7° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad - nota

La Justicia confirma que una minera chilena contaminó San Juan

Un informe del Ministerio de Ambiente comprobó que la escombrera que hizo Antofagasta Minerals en territorio argentino secó lagunas y contaminó el medio ambiente. Hallaron valores 71.000 veces más altos de sustancias tóxicas que los permitidos por la Ley.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación finalizó su informe con respecto a la escombrera que la empresa Antofagasta Minerals hizo en Calingasta (San Juan) y determinó que la empresa chilena contaminó el suelo y las aguas de la provincia. Desde el año 2004 la mina de cobre “Los Pelambres” tiró millones de residuos tóxicos del lado argentino sin tener la menor intención de remediar este hecho.

El hecho muestra la desidia y la irresponsabilidad de Antofagasta Minerals, que es común a toda la industria minera, quien durante más de una década arrojó en San Juan más de 50 millones de toneladas de roca y 579 cubiertas de grandes dimensiones que usan los camiones mineros para transportar roca con metales pesados. La empresa chilena, cuando salió a luz la presencia de esta escombrera en territorio argentino, se excusó diciendo que no tenía actualizado los mapas, y perjudicó al Estado chileno, asegurando que las autoridades de este país estaban al tanto de la ubicación de la escombrera, que se halla en un terreno adjudicado para la explotación a la empresa Glencore, quien le inició acciones judiciales.

Argentina en tanto inició una investigación y una denuncia contra Antofagasta Minerals, a quien se le exigió que retire todos los escombros y remedie el lugar donde hizo la escombrera. Esta investigación fue pedida por al Juzgado Federal N° 2 de San Juan, y para elaborar el informe técnicos se acercaron al lugar y tomaron muestras del suelo y el agua, realizaron un estudio de impacto ambiental, hicieron un completo relevamiento fotográfico y a través de una inspección ocular, determinaron cuán cerca está la escombrera de lagunas y vertientes.

El estudio determinó que la escombrera mide 105 hectáreas, más de la mitad está en la provincia de San Juan, tiene 70 metros de altura y más de 55 millones de toneladas de residuos toxicos, entre rocas y neumáticos capaces de generar contaminación. Junto a la creación de la escombrera, desaparecieron lagunas que fueron rellenadas con escombros, algunas en la actualidad van camino a convertirse en superficies secas. La escombrera, del lado argentino, tiene una dimensión de 52 hectáreas, y logró disminuir el 53% de las lagunas. Los peritos hallaron una “afectación” real y latente de metales pesados, sulfatos, nitritos y nitratos “provenientes del residual de explosivos utilizados en voladuras”. También hallaron “altas concentraciones de cobre”. La mina Los Pelambres es la séptima mina del mundo que extrae este mineral.

La escombrera, continúa el estudio, contaminó las lagunas de la zona que tienen un alto porcentaje de residuos tóxicos, más de 71.000 veces por arriba de lo permitido y es una fuente de contaminación para el medio ambiente. “Existe una gran posibilidad de que los metales pesados alcancen a los suelos y a las napas”, muy cerca de allí está la naciente del Río San Juan, uno de los más importantes de la provincia.

Los resultados del informe son contundentes y determinantes, serán un agravante para el proceso que se le sigue a ex directivos y actuales miembros de la empresa minera chilena. Con el informe en la mano el gobernador de San Juan, Sergio Uñac pedirá que la Antofagasta Minerals retire todos los escombres de Calingasta. La cancillería argentina estudia también darle una solución por vía diplomática al hecho.

Ahora serán los tiempos de la justicia quien determine cuándo esa basura tóxica salga de territorio argentino. Lo cierto es que la contaminación ya se produjo y muchos espejos de agua cristalina y pura ya están secos por las consecuencia de la actividad minera, y los que están con agua, están afectados por la presencia de residuos tóxicos. San Juan exige a Chile lo que no hace en Jáchal, donde la empresa canadiense Barrick Gold contaminó la naciente de ríos y arroyos con tres derrames de agua cianurada. Lejos de remediar, la empresa continúa extrayendo oro y plata.