Parcialmente nublado
T 4.8° | ST Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

La justicia ordenó detener los derrames cloacales en el Río Negro

"Estamos perdiendo el río", afirmó un legislador que impulsó el recurso de amparo que hizo a lugar una jueza federal que ordenó que en un plazo de 90 días se terminen con los derrames cloacales.

La Justicia de Río Negro hizo lugar a un amparo presentado por legisladores de esta provincia -quienes además juntaron 5.000 firmas- para que la Autoridad Interjuridisccional de Cuencas, junto con los departamentos de Viedma y Carmen de Patagones hagan obras para terminar con el vertido de líquidos cloacales al Río Negro, para frenar con la contaminación de este cauce.

La jueza federal Mirta Filipuzzi resolvió ejecutar la medida cautelar que fue decidida luego que el legislador Nicolás Rochas y concejales de las ciudades de Viedma y Carmen de Patagones presentaran un recurso de amparo para detener la contaminación en el Río Negro. Filipuzzi determinó que la Autoridad Interjurisdisccional de Cuencas “proponga y adopte acciones propias tendientes a prevenir, evitar o corregir procesos contaminantes“.

“La causa surge a partir de una serie de eventos de contaminación que fueron vistos por los vecinos en diciembre del 2016 y, a partir de esas quejas, un grupo de concejales tanto de Viedma como de Patagones propiciamos el inicio de un amparo ambiental ante el juzgado Federal viedmense”, afirmó a la prensa Rochas.

El recurso de amparo estuvo presentado junto a “más de cinco mil firmas de adhesión que fueron muy bien recibidas por la jueza, y que daban cuenta del grado de consenso social que tiene esta lucha por la mejora en la salubridad del recurso hídrico”, sostuvo el funcionario.

La medida judicial de la Jueza ordena a Aguas Rionegrinas SA, a Aguas Bonaerenses, al Departamento Provincial de Aguas y a la Dirección Provincial de Aguas y Cloacas a “incrementar durante toda la temporada estival los controles bacteriológicos para garantizar el uso recreacional del río Negro, y en el plazo de 90 días estos organismos deberán planificar y realizar las reparaciones que fueran menester para evitar circunstanciales derrames de líquidos cloacales”.

También establece que en un plazo de 180 días, estos organismos produzcan “un proyecto ejecutivo de un plan director y/o obras de ampliación de las respectivas plantas de tratamiento que resulten necesarios para adecuarlos a la capacidad de tratamiento que el aumento de la población de la comarca exige y que se encontrarían superadas”.

Esto puede ser el inicio de acciones concretas en la mejora del río. Al río lo estamos perdiendo de la forma mas absurda, que es volcando nuestras cloacas, utilizándolo como una cloaca común de las dos ciudades“, concluyó el legislador.