T 20° | ST 20° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad - nota

La Universidad de La Plata cultivará cannabis con fines científicos

La Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP inaugurará su propio cultivo de cannabis con el objetivo de analizar su acción terapéutica en diversas patologías para las que ya se aplica de manera informal.

Desde hace años comenzaron a popularizarse los beneficios del cannabis para el tratamiento de diversas patologías, aunque todavía encuentran una fuerte limitación en nuestro país, debido a la falta de evidencias científicas que permitan determinar qué cepas resultan más adecuadas para cada cuadro en particular.

Avalada por el nuevo marco legal que rige en nuestro país, la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) inaugurará su propio cultivo de marihuana, con el objetivo de analizar su acción terapéutica en diversas patologías en las que ya se aplica de manera informal.

El Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIM) inauguró una sala de cultivo. Allí han comenzado a cultivar ya tres cepas de cannabis previamente seleccionadas para analizar su composición química, perfil de cannabinoides e intentar dilucidar su participación en la respuesta terapéutica que los pacientes que las usan aseguran obtener.

Se acondicionó un espacio de 20 metros cuadrados que consta de un área de esquejado, otro para plantas madres y un tercer sector para floración. “Uno de los mayores obstáculos que tiene hasta hoy la investigación del cannabis en nuestro país es la inexistencia de cultivos que permitan abastecer la necesidad de los diversos grupos de investigación interesados en trabajar la temática”, explicaron desde el CIM.

Este proyecto se basa en tres cepas aportadas por organizaciones de la sociedad civil: la ONG “El Jardín del Unicornio” y la Asociación Cultivo en Familia de La Plata (ACUFALP). Las tres cepas fueron seleccionadas según las diversas proporciones  de dos componentes característicos de la especie: el Cannabidiol (CBD) y el Tetrahidrocannabinol (THC). Denominadas Cepas Argentinas Terapéuticas 1, 2 y 3, estarán disponibles para investigación científica como propiedad colectiva y los productos que de ellas devengan no podrán ser utilizados con un fin comercial.

El problema es que no se cuenta con estudios que vinculen las características cuali-cuantitativas de los cannabinoides presentes en las diferentes especies y fitopreparados obtenidos a partir de ellas con los beneficios que los integrantes de esas organizaciones reconocen en cada especie. En este contexto, el estudio de estas cepas y su comparación con cepas de todo el mundo resulta de primordial interés”, indicó Darío Andriolo, investigador independiente del CONICET en el CIM.