Despejado
T 17.3° | ST 17.3° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

Ley de Bosques: el gobierno cordobés no quiere la participación ciudadana

En la última reunión que se hizo para avanzar en el debate de la Ley de Bosques, el gobierno cordobés no dio quórum para habilitar los pasos para convocar a audiencias públicas.

Por Leandro Vesco

El gobierno cordobés no acepta el rechazo que toda la ciudadanía realizó con marchas multitudinarias contra la modificación que intenta hacer a la Ley de Bosques, que busca promover a la ganadería, el negocio inmobiliario y la industria maderera. En la última reunión que se hizo para convocar a la participación popular, el gobierno entendió que no había lugar para esto y el encuentro finalizó sin ningún avance.

La reunión se realizó el último 11 de mayo, cuando se reunieron las cuatro comisiones legislativas con la idea puesta en una sola estrategia: avanzar en la aprobación de la modificación. Fue convocada la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo (CODEBONA) que reúne a más de 80 organizaciones ambientalistas y sociales que buscan la protección de los bosques nativos. En la reunión la postura de la Coordinadora fue muy clara, ellos estaban allí como paso previo para llamar a un proceso de participación ciudadana para lograr consensos y hacer una Ley inclusiva y fuertemente ambiental.

La propuesta de participación no es un capricho de la Coordinadora, sino que se fundamenta en la Ley Nacional 27.331 y la Provincial 9814, ambas centran la acción en la necesidad de la participación ciudadana con audiencias públicas. Para esto es necesario llamar a una Unidad Ejecutora que habilite los pasos legales para llamar a estas instancias de debate y participación, algo que el gobierno cordobés teme.

En la reunión estuvo presente el Director General de Ambiente y Cambio Climático, Ing. Diego Suárez, los voceros de la Coordinadora le hicieron saber los pasos que había que hacer para abrir la participación popular con el fin de poder hacer una Ley que saliera del consenso, y no en forma compulsiva y unilateral. Cuando el funcionario provincial tuvo que hablar, mostró la verdadera cara del gobierno cordobés: el negarse al diáligo. No tenía ninguna propuesta más que firmar la modificación de la Ley tal cual estaba.

En la reunión luego entró en vigencia el apriete característico de la política argentina: con la necesidad de la presencia de los legisladores del oficialismo, estos no se presentaron y la reunión quedó en la nada. Darío Avila, representante de la Coordinadora ambiental, decidió retirarse al ver que los habían llamado para mostrarles lo que todos saben: que la Ley de Bosques saldrá como Schiaretti quiere o no saldrá, algo ilógico en tiempos de democracia. “Me levante de la reunión muy ofuscado por la falta de respeto que significó que a la mañana nos convocaron a la Secretaría de Ambiente para conocer cómo se iba a integrar la Unidad Ejecutora y no había ninguna propuesta. Ahora no comienza la reunión porque no hay quórum. Claramente a Córdoba no le interesan los procesos de participación colectiva”, afirmó Avila.

Federico Kopta, biólogo, presidente del Foro Ambiental Córdoba e integrante de la Coordinadora, en diálogo con este medio expresó que: “Hay fundamentos para conservar los bosques que tienen que ver con la regulación hídrica, la protección del suelo contra la desertificación, problema que afecta al norte y el oeste de la provincia, la conservación de la biodiversidad, y frente a todo esto está el impulso del gobierno en la promoción de la cría del ganado bovino, y en el fondo implica también un interés del tipo inmobiliario por la valoración automática de los campos, según la posibilidad de uso que se pudiera llega a tener”

Está claro que la participación ciudadana va en contra de los intereses de los grandes grupos económicos que ven a los árboles como los principales obstáculos para obtener mejores y mayores ganancias, en detrimento de los enormes y vitales servicios ambientales que los bosques nativos producen en el medio ambiente.