Despejado
T 22.9° | ST 22.9° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Naturaleza - nota

Liberan más de 200 aves y tortugas rescatadas del tráfico ilegal

208 animales rescatados del comercio ilegal de fauna en distintos operativos realizados durante el año, fueron liberados en el predio forestal El Oasis, en la localidad bonaerense de Zárate, a través de un operativo conjunto entre el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable y la Fundación Temaikén.

Tags

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, en conjunto con Fundación Temaikèn, liberó a 208 animales provenientes del decomiso del tráfico de fauna en el predio forestal El Oasis, en Zárate, provincia de Buenos Aires.

Los animales fueron puestos en libertad después de haber sido evaluados y recuperados por biólogos y veterinarios de Temaikèn, donde transitaron su recuperación. La lista de ejemplares incluye: 9 tortugas de lago, 4 cabecitas negras, 83 cardenales de copete rojo, 10 corbatitas, 74 jilgueros, 4 mistos, 7 federales, 8 pepitero de collar, 1 tordo renegrido, 1 cardenilla y 7 reinamoras grandes. Estos fueron rescatados del comercio ilegal por personal de la Dirección de Fauna Silvestre y Conservación de la Biodiversidad de la cartera de Ambiente en distintos operativos realizados durante el año.

El director nacional de Biodiversidad y Recursos Hídricos, Javier García Espil, aseguró: “Estas especies silvestres vuelven a su hábitat y este es el objetivo más importante que tenemos que cumplir, no sólo detener el tráfico ilegal de fauna sino también reincorporar los animales a su espacio”. “Este es un cambio cultural que tenemos que encarar entre toda la sociedad, pensando en nuestros actos y el impacto que tienen en nuestro ambiente”.

El Predio Oasis posee unas 10.481 hectáreas y pertenece a la empresa forestal Arauco Argentina que facilitó el espacio. La empresa cuenta, dentro de los predios de producción, con reservas naturales que buscan no impactar de forma definitiva al ambiente.

El comercio ilegal de animales constituye el tercer negocio a nivel mundial. Esta actividad mueve 180.000 de dólares por año y solo es menos rentable que la venta de armas y de drogas. La ley 22.421 establece la conservación de la fauna silvestre y es responsable de incautar ejemplares y articular con instituciones que trabajan en el bienestar animal para lograr su rehabilitación.

9 de cada 10 animales capturados mueren antes de llegar a ser comercializados; de los que llegan a venderse en forma ilegal se recuperan 10 de cada 100, y solo el 5 % logra regresar a su hábitat.