Despejado
T 20.7° | ST 20.7° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Ciencia y Tecnología - nota

Llega al país un ojo biónico que vuelve la visión a los ciegos congénitos

A mitad de año estará en el país el ojo biónico que le devolverá la visión a personas que padezcan ceguera congénita. Este dispositivo es revolucionario y más de 200.000 personas en el mundo podrán volver a ver.

Tags

El implante que podrá devolverle la visión a más de 200.000 pacientes con retinitis pigmentaria que existen en todo el mundo estará en nuestro país a mediados de año y será milagroso para aquellos que hasta hoy deben sufrir la ceguera congénita.

El ojo biónico es un sofisticado sistema que se empezó a desarrollar hace 30 años y desde 2006 ya le cambió la vida a unas 200 personas de otros países que sufrían una patología congénita llamada retinosis pigmentaria.  Dentro de muy poco también se hará en Argentina y con el tiempo servirá para otras cegueras”, comenta  Gustavo Fabián Casanova, médico oftalmólogo de La Clínica Privada de Ojos de Mar del Plata.

El implante no será como un globo ocular en su forma, pero su éxito está en cumplir la función principal del ojo: ver. Podrá proyectar imágenes en blanco y negro y sólo a grandes rasgos. Pero “no es poco para quien perdió por completo la visión durante su gestación”, sostienen los responsables la nueva tecnología.

En nuestro país padecen retinitis pigmentaria de 17 a 20 personas cada 100.000 habitantes. Es una patología que aparece en la gestación, debido al error de un gen, hace que una persona comience a perder la vista conforme crece.

“Por ese error genético, los elementos encargados de captar la luz y transmitir la señal al cerebro dejan de funcionar, afectando primero la capacidad periférica hasta causar la ceguera parcial o completa”, comenta Casanova, que viajó a Buenos Aires para presentar la nueva tecnología, que “hará que mucha gente decepcionada pueda hacer realidad un deseo archivado”.

El ojo biónico funciona “por medio de corriente eléctrica transforma una imagen en estímulos que son transmitidos a la retina y de ella al cerebro, formando la imagen, todo esto en un circuito que funciona a través de un anteojo parecido al de sol sol, que en su puente tiene colocada una cámara de video. La cámara capta la imagen y la envía a un traductor que está ubicado en la patilla del anteojo, que a su vez traduce la imagen en impulsos eléctricos hacia otro transmisor ubicado por medio de una cirugía a nivel del ojo. De ese receptor sale una lámina (cable-cinta) que se introduce en el ojo y se conecta con el chip cuyos electrodos se fijan en al retina”, detalló el especialista.

Casanova explica que esos electrodos “son los que van a transmitir el impulso eléctrico a las células de la retina y luego, por la vía óptica, al cerebro.  Los pacientes con retinosis pigmentaria ven a lo sumo cuando la luz está prendida o apagada. Con el ojo biónico no recuperarán totalmente la visión: verán en blanco y negro -por contrastes-, y mejorarán notablemente su capacidad deambulatoria”

Según los resultados obtenidos de la experiencia de los casi 200 pacientes que ya lo usan en otros países, estos disciernen cuando tienen una persona delante, aunque sin percibir sus facciones; pueden ver el cordón de la vereda, un auto y hasta discernir letras de gran tamaño.

“Con esta tecnología disponible en nuestro país, una vez que se difunda, mucha gente, que antes estaba desanimada y ya no concurría al médico, seguramente va a consultar”, afirmó Casanova. El ojo biónico tiene un costo de 160.000 dólares pero una vez que se apruebe en el país “trataremos que el sistema de salud lo incorpore para que sea accesible”, dijo el médico.