Despejado
T 21.3° | ST 21.3° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

Mapuches reclaman ante la ONU por sus tierras ancestrales

"El Estado Argentino está tomando al mapuche como un enemigo interno" sostienen desde el Lof de Resistencia de Cushamen (Chubut), quienes fueron reprimidos y expulsados de sus tierras por órden de Luciano Benetton. Pudieron explicarle su realidad a una Comitiva de la ONU.

Miembros del Lof de Resistencia Mapuche del Departamento de Cushamen, quienes fueran salvajemente reprimidos y desalojados de sus tierras en enero, por orden de Luciano Benetton tuvieron la oportunidad de explicarles sus reclamos territoriales a una Comisión de la ONU que visitó la zona.

“Pudimos contarles lo que atravesamos los últimos dos años en pos de la recuperación de nuestro territorio. Nos persiguieron y nos tirotearon. No nos vamos a esconder. Tenemos derechos a reivindicarnos como pueblo”, comentaron al diario Jornada, Martiniano Jones Huala, Luciana Jaramillo y Andrea Millañanco, miembros del Lof. “Tuvimos la oportunidad de que los miembros de la ONU se interesaran y conversaran sobre las judicializaciones y represiones de la comunidad, los apremios ilegales y la persecución a nuestro pueblo”.

La Comitiva de la ONU está de visita en nuestro país realizando un informe sobre el Estado Argentino que elevaran al Organismo. “No dan respuesta ni dan garantías. Sólo escuchan y elevan un informe. Comentamos quiénes hicimos la recuperación de tierras y cómo fue la respuesta del Estado: la represión. Siempre fue eso”. Los primeros días de enero, la Gendarmería Nacional desalojó por la fuerza a los miembros del Lof de Resistencia Cushamen. Las fuerzas federales tiraron con balas de goma y plomo a niños, ancianos y mujeres del Lof, detuvieron a diez mapuches y durante varias horas nadie supo su paradero. En aquellos días el gobierno de Mario Das Neves llamó “terroristas” a los mapuches por el simple acto de defender sus tierras y su modo de vida.

Los miembros del Lof aclararon que actualmente “tenemos varias causas abiertas, la instancia de audiencia preliminar de un juicio por usurpación y abigeato. Hoy por hoy no hay diálogo serio y la situación se agrava. Solicitamos poder conversar. Esperábamos respuesta política. Nadie vino a hablar con nosotros. Nos hacen denuncias y en realidad no es así. Somos muchas familias, niños y gente mayor. Cuando fue Policía tiró a quemarropa. Lo que hay en ese lugar son piedras y hay que defenderse porque la violencia es demasiado”.

El Estado Argentino está tomando al mapuche como un enemigo interno. Estos procesos que se vienen realizando, se van a seguir desarrollando aún con la respuesta del Estado. Se están dando otros procesos de recuperación. Las familias mapuches se están animando a volver a sus tierras que están en manos de Benetton”, sostuvo Huala.

La comunidad mapuche vive un momento crítico en la Patagonia. En Río Negro están en estado de alerta por la modificación que el estado pretende hacer de la Ley de Tierras, dejando la puerta abierta para la venta de territorio ancestral mapuche para las empresas mineras y el negocio inmobiliario. Jones Huala afirmó que “en Trelew hay mucha gente mapuche y les dedicamos todo el proceso. Fuimos los primeros imputados. Nos estuvieron investigando. Son persecuciones políticas. Jones Huala es un perseguido político. El mensaje para los mapuches de Trelew es que se sumen a su gente. Fuimos expulsados. Tengo muchos parientes en Trelew y Comodoro Rivadavia. Que se sumen, no tienen de qué avergonzarse