Despejado
T 18.3° | ST 18.3° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad - nota

Más contaminación: Argentina y Chile firman un acuerdo de integración minera

El Acuerdo "toma a la Cordillera como un espacio de potencialidad minera" y habilitará una franja de territorio que atravesará el límite andino de ambos países que permitirá el libre traslado de maquinarias y personal de las empresas mineras sin tener que pasar por aduanas ni pagar impuestos.

Las empresas mineras obtuvieron un acuerdo a su medida. Argentina y Chile relanzarán el acuerdo de integración minero que se había firmado en 1997. El límite andino entre ambos países es disputado por la industria minera y para facilitarles el trabajo se creará un área en común para que puedan salir y entrar maquinarias y personal sin tener que pasar por aduana ni pagar impuestos. El acuerdo impulsa la megaminería y potencia los beneficios para las empresas que contaminan a diario el medio ambiente de ambos países.

Con el relanzamiento del acuerdo el gobierno se propone profundizar su modelo de desarrollo inclinado hacia la minería, dándole toda clase de privilegios y beneficios a las empresas que vienen a nuestro país a extraer recursos naturales. El encuentro donde se selló el marco del relanzamiento del Acuerdo se hizo en el Palacio San Martín, donde estuvieron las Secretarías Técnicas de Argentina y Chile. La reunión estuvo encabezada por el secretario de Política Minera, Juan Biset, y por el integrante de la Comisión Chilena del Cobre Rodrigo de Urquiza.

“En este primer encuentro se resaltó la vocación común de potenciar y de relanzar un régimen jurídico único en el mundo que sobrevuela el territorio fronterizo de ambos países, y que toma a la Cordillera como un espacio de potencialidad minera“, declaró Biset a la prensa del Ministerio de Mineria. Ambas delegaciones se establecieron en un Grupo de Trabajo que volverán a juntarse en septiembre en Santiago de Chile.

La región cordillerana es un reservorio natural que tiene en su subsuelo metales preciosos que son explotados por empresas que extraen esos recursos naturales con uranio, lo que provoca contaminación en cauces de agua y modificación ambiental en zonas de glaciares. El caso más resonante que involucra un hecho entre los límites de ambos países se da en la escombrera que la mina de cobre “Los Pelambres” tiró millones de residuos tóxicos del lado argentino sin tener la menor intención de remediar este hecho, aduciendo que para ellos era terreno chileno, cuando en realidad se trataban de tierras sanjuaninas. Ahora con el Acuerdo estos problemas se evitarán porque prevé que: “Una vez aprobada la aplicación del tratado sobre un proyecto, se delimita un área que se considera territorio común para ambos países, lo que permite la entrada y salida hacia cualquiera de los dos países de acuerdo a las necesidades operativas” Lo que quiere decir que una empresa, por ejemplo, podrá contaminar, pero en un espacio común compartido entre dos países. El Acuerdo esfuma los límites políticos en beneficio del lucro empresarial.

Para el Secretario de Política Minera de nuestro país, este Acuerdo es una panacea para el modelo de desarrollo que defiende el gobierno: “Hay mucho terreno para explorar de forma de presentar al Cono Sur como una gran región minera, con beneficios mutuos, para lo cual hay que encontrar un modo de trabajo que permita atraer a los grandes inversores globales“, esto quiere decir que la zona cordillerana seria el terreno ideal para practicar la megaminería, ya que nuestro país “puede ser un aportante de abundantes recursos sin explotar y ventajas comparativas vinculadas a las condiciones que requiere la actividad, como la disponibilidad de agua y energía

Todos los casos de megaminería son contaminantes y causan problemas ambientales ya que para extraer metales se necesita uranio y demás agentes químicos que causan daño a nacientes de ríos y arroyos.