Lluvia
T 18° | ST 18° Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Alimentación - nota

Moringa, la alimentación del futuro

Originaria de la India, esta planta tiene una increible capacidad antioxidante y un alto contenido de proteínas, vitaminas y minerales que le confieren cualidades sobresalientes en la nutrición y salud humana.

Tags

La Moringa (Moringa oleifera, su nombre científico), especie de la familia de las leguminosas, es una planta medicinal que cada vez tiene más adeptos. Investigadores en diversas partes del mundo consideran a esta planta nativa de la India como una promesa para la lucha contra el hambre, por su alto valor nutricional. Actualmente, la venta de sus hojas en bolsitas se incrementó en las ferias de Misiones.

La Moringa contiene:

Siete veces más vitamina C que las naranjas.
Cuatro veces más vitamina A que las zanahorias.
Cuatro veces más calcio que la leche de vaca.
Tres veces más hierro que las espinacas.
Y tres veces más potasio que los plátanos.

Además, su composición contiene aminoácidos esenciales, su consumo incrementa las defensas naturales del cuerpo, promueve las estructuras celulares, controla de forma natural los niveles elevados de colesterol, para las mujeres reduce la aparición de arrugas y líneas finas, promueve el funcionamiento normal del hígado y el riñón, embellece la piel, proporciona energía, ayuda a la digestión, proporciona sistema circulatorio saludable, es antiinflamatorio y da sensación de bienestar general.

La Moringa es tan poderosa que actualmente se utiliza para la lucha contra la desnutrición en Etiopía, ya que quienes estudiaron esta planta resaltan su capacidad para mejorar la alimentación de personas en riesgo crítico. Y eso no es todo, ya que esta planta es capaz de purificar el agua: Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Pensilvania desarrolló un filtro con arena y semillas de Moringa y el resultado fue que mató bacterias como la E. Coli al 99%. 

Sus hojas y flores pueden consumirse en ensaladas o platos fríos, salsas e infusiones. La generosidad de esta planta radica también en que se consumen todas sus partes: raíces, flores, hojas y tallo. Las semillas se pueden tostar, y las raíces se pueden moler y hacer infusiones.

Actualmente una cooperativa de Misiones llamada ‘Incluye’, cultiva y comercializa esta planta, sin la utilización de agrotóxicos. En estos tiempos donde la mala alimentación y el creciente abuso de agroquímicos se erigen como las principales causas de enfermedades, esta planta es una alternativa económica y segura para prevenirlas.