Despejado
T 10.2° | ST 10.2° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad - nota

Municipios correntinos harán ladrillos ecológicos con residuos plásticos

Los municipios deben erradicar los residuos sólidos urbanos y para eso necesitan que la comunidad acompañe con la separación de desechos en las casas. Planean hacer concursos para incentivar a los vecinos.

Los municipios correntinos nucleados en el Movimiento Norte Grande se unieron para dar una solución a la gran cantidad de residuos sólidos urbanos que generan y evalúan la posibilidad de fabricar ladrillos ecológicos para construir casas sociales. Los basurales a cielo abierto son uno de los principales problemas que tienen los jefes comunales Berón de Astrada, Itá Ibaté, Itatí, Ramada Paso, Villa Olivari y Loreto.

Juntos decidieron encarar una solución para erradicar los Residuos Sólidos Urbanos (RSU). “Una de las propuestas que surgió fue la de utilizar los residuos plásticos para fabricar ladrillos ecológicos que podrían emplearse para erradicar lo que conocemos como corte de rancho”, informaron a El Litoral el grupo de Intendentes.

“Un municipio pondría a disposición una máquina para fabricar ladrillos que tienen en Berón de Astrada; Puyol, de Ramada Paso, aportaría una trituradora y en nuestro caso aportaríamos un espacio físico que se necesita para desarrollar todo el proceso para la fabricación de ladrillos”, explicó Walter Almirón, jefe comunal de Itá Ibaté. Queda definir cómo se llevará a cabo la compactación de desechos y su traslado hacia donde se asentará la fábrica de ladrillos ecológicos.

En la unión, hallan las soluciones. “Itatí tiene un camión compactador y ellos podrían prestárselo a Ramada Paso que está cerca. Mientras que nosotros ahora estamos por gestionar la compra de uno a través del plan que ofrece la Provincia que permite pagar en cuotas y a tasa cero”, agregó el intendente de Itá Ibaté. “Después cada uno tendría camiones para hacer el traslado de los plásticos compactados hasta el lugar donde se fabricarán los ladrillos”, apuntó.

Para llevar a cabo el proyecto de fabricación de ladrillos ecológicos es fundamental que la comunidad acompañe. Es necesario que los vecinos separen los residuos en sus casas. “Con las áreas de Turismo, Cultura y Producción estamos trabajando en una propuesta que lanzaremos en breve. Consiste en que cada cinco envases plásticos que entregue un vecino se le dará un cupón con el cual, a fin de año, participará de un sorteo de tablets y otros elementos. Creemos que es una forma de incentivar a que la población colabore con la separación de los residuos y, en este caso particular, de los plásticos”, concluyó Almirón.