Despejado
T 17.9° | ST 17.9° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - El Campo - nota

Para Monsanto cobrar por sus semillas es legal

Para Monsanto la vida pasa a través de los códigos de barra. La empresa aseguró que "tiene la intención de seguir operando con su sistema de regalías en Argentina". Para la compañía sólo hace falta que se acuerde con el gobierno "una alternativa aceptable" para continuar cobrando la cláusula Monsanto que el Ministerio de Agroindustria anuló hace algunas semanas atrás.

Tags

Para Monsanto, es sólo cuestión de tiempo. La multinacional aseguró que “tiene la intención de seguir operando el sistema de regalías en la Argentina, en la misma forma que se ha implementado hasta ahora, hasta que la compañía acuerde con el gobierno una alternativa aceptable, y que el reconocimiento en tecnologías de soja es legal” Directivos de la empresa declararon esto mediante un comunicado luego de reuniones que tuvieron con funcionarios del gobierno nacional.

Hay un ida y vuelta entre el Ministerio de Agroindustria y Monsanto. Hace unas semanas atrás, el primero anuló el sistema de detención y control que usa Monsanto para saber en puerto la procedencia de la soja que sale de nuestro país, en una fiscalización que supone una aduana paralela, y cobrar al productor por usar su biotecnología. Esta es la famosa “Cláusula Monsanto“.

A raiz de la negativa del gobierno de impedir a la empresa cobrar por sus “semillas” directivos de Monsanto y del Ministerio de Agroindustria comenzaron a reunirse. La empresa se mantuvo firme en su postura, antiética y antinatural de intentar aplicar la Clausula Monsanto. “La toma de muestras y detección de la tecnología en el punto de entrega del grano continuará y se mantendrá operativo el sistema de verificación y reconocimiento de las tecnologías en soja“.

Desde la empresa reconocen que los “contratos privados serán reconocidos y respetados, incluyendo los de los miles de productores, acopiadores y exportadores que apoyan las nuevas tecnologías en la Argentina, la propiedad intelectual será respetada en todo y cada uso de la tecnología patentada, tanto dentro como fuera del país”.

El actual sistema de reconocimiento de las tecnologías en soja está creado para garantizar el reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual de Monsanto y fue diseñado en el marco de la legislación argentina y los tratados internacionales”, expresaron desde la compañía, que se maneja como si no existiera una autoridad nacional. En el comunicado de la empres se ve clara su postura, para Monsanto, la vida tiene código de barras.