Despejado
T 34° | ST 41° Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Turismo - nota

Parando en todas hasta Machu Pichu

De Misiones a Jujuy, del Bosque Atlántico a las Yungas es posible viajar en 4x4. Pero Chaco con su Impenetrable se aggiorna y lanza su city tour y hasta navegación por los ríos como excursión novedosa.

Tags

La primera vez que Beto “Chaco” Guarnieri recibió a la cronista de El Federal demostró en tres días conocer hasta las hormigas que surcan el suelo chaqueño. Podía mostrar la diferencia de las especies de árboles tan solo en un manojo de hojitas. Rey y señor del Impenetrable ha recorrido en su 4×4 la Argentina, América y el resto del mundo. Como en un TEG, aquel juego de mesa de los años 80, el Plan Táctico y Estratégico de la Guerra en el que uno avanzaba ganando países al ritmo de los dados y la fuerza de las fichas, Beto es un entusiasta de su provincia, territorio pleno de naturaleza, y le apasiona mostrarla. Claro que para conducir a un grupo le brinda tips para un perfil de soñadores que quieren “descubrir” rincones secretos de esta naturaleza virgen.
El Federal lo ha visto trepar a los hornos gigantes donde se queman los troncos para hacer leña. También ha confiado en una cena donde este experto conocedor ha revelado que es el sitio donde mejor preparan las exquisiteces regionales. Sopa paraguaya, empanadas de pescado. Y hasta a cuál finca rural se puede llegar para aprovechar la arboleda a quince minutos del centro de la ciudad capital y entender así cómo es el verde que rodea a Resistencia y que baña el serpenteo del Río Negro. Un lujo. Baqueano, citadino y conocedor de las gentes tan solo extenderle una mano a modo de saludo, sabe hablar con un puestero en medio del campo y con un extranjero bajado del avión. Ya cuando El Federal iniciaba la saga rutera desde Misiones, fue en el exclusivo Eco Lodge Tacuapí, en Aristóbulo del Valle, en el que su propio dueño recomendó “véanlo a Beto en Chaco”.
Beto conwwwa el Facebook y el mail a cada instante. Fotos, datos, material y hasta recomendaciones. Entre los tips para quienes serán parte de un grupo de viajes dice: “El perfil para esta travesía es de un viajero independiente. Flexibilidad y autonomía son una de sus tantas cualidades. El viajero que disfrutaría de este modo de viajar tiene que tener en cuenta la relación costo beneficio de disfrutar y valorar la libertad de un viaje desestructurado. El eje tal vez es un espíritu joven. Y más que eso de pionero. Cuando uno llega a un rincón del Impenetrable y descubre que un hombre de campo vive allí al igual que lo hizo su padre y su abuelo, resulta increíble imaginar cómo era este lugar hace cincuenta años. Y está tal cual, dicen muchos. Aunque ahora, en lugar de caballos, los lugareños hayan adquirido ciclomotores. En cuotas. Para algunos, se va perdiendo la cultura de campo, criolla, la de andar de a caballo. Pero claro, ahorran tiempo y desgaste físico. Para Beto el encanto está en cada rincón de su Chaco natal. Conoce hasta el grupo de músicos tobas. Dónde están, qué instrumentos tocan, sabe de todo. Y hasta tiene en cuenta al posible pasajero para cuidarlo del clima extremo que, en realidad, él sostiene que es un condimento más del viaje. Pero, ojo, es realista y recomienda a los porteños ir en otoño con más frescor. Aunque las comodidades del vehículo logren vencer los más de 45 grados de temperatura a fuerza de aire acondicionado. Pero es cierto que para caminar entre la vegetación, es mejor solo de madrugada o al atardecer. Y en esto está tramando su viaje en pleno enero desde Resistencia, Chaco, hasta Perú para llegar a Machu Picchu. Pero, hoy por hoy, anuncia que junto con otro prestador turístico quieren que el mundo sepa que en lancha inician travesías para  recorrer los ríos y descubrir un perfil distinto del territorio chaqueño a la luz de la luna llena. Para reservar, conocer y descubrir. Chaco. Dicen ahora, el secreto de la Argentina.