Despejado
T 17° | ST 17.0° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad Federal - nota

Pescan a delfines por accidente y piden que sean protegidos

Los delfines franciscana son pescados incidentalmente en nuestro país y su población ha bajado considerablemente. Ahora presentan un proyecto para que esta especie sea protegida. Conocé la realidad de estos cetáceos que sufren la depredación humana.

 

 

Tags

Como resultado de un trabajo conjunto entre la Fundación Fauna Argentina y el diputado provincial Guillermo Castello, ya se encuentra para su estudio en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, el proyecto de ley que busca declarar “monumento natural” a la especie conocida como delfín franciscana o delfín del Plata.

La situación de vulnerabilidad de esta especie se hizo pública en las últimas semanas, primero con la aparición de una foto y un video en el que un grupo de turistas se sacaban fotos con un ejemplar de delfín franciscana fuera del agua.

En los días que siguieron, la aparición de más de 20 de estos cetáceos muertos en las playas volvió a llamar la atención. Pero en realidad, la especie se encuentra en serio riesgo de desaparición desde hace años y la Fundación Fauna Argentina está reclamando la declaración como monumento natural, desde la década de los ’90. Ahora, el diputado Castello se interesó por el tema y presentó el proyecto, que implica, si se convierte en ley, que el Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires diseñe un plan de preservación de la especie, e inicie gestiones urgentes para concientizar sobre la situación crítica del delfín franciscana.

El diputado marplatense señaló que “ante los numerosos y cada vez más frecuentes casos de aparición sin vida de ejemplares de delfín franciscana en diversas localidades de la costa bonaerense, presenté un proyecto de ley para proteger a esta especie autóctona y exclusiva de América del Sur, que se halla en serio riesgo de extinción. Cada año mueren en la costa bonaerense entre 500 y 800 ejemplares, muchos de los cuales presentan marcas en la piel que pueden deberse a que quedan atrapados en redes de pesca. En este momento sólo quedan vivos 40.000 de ellos. Si esta tendencia no se revierte, podrían extinguirse en 30 años”.

Al declararse la especie como “monumento natural”, la misma gozará de una protección absoluta por parte del Estado provincial, siendo factible sobre ella únicamente la realización de investigaciones científicas debidamente autorizadas y la práctica de inspecciones gubernamentales”.

“La Constitución de la Provincia de Buenos Aires asegura políticas de conservación y resguardo de la flora y la fauna, por lo cual es indelegable el rol de protección que debe ejercer el Estado en casos como éste, en que una especie animal corre serios riesgos de extinción y su tasa de mortalidad es alta”, entendió.

En tanto Juan Lorenzani, presidente de la Fundación Fauna Argentina, destacó que “desde la década de 1990 la fundación toma conocimiento de la problemática sobre la conservación del delfín franciscana que solamente habita la costa atlántica de América del Sur”. Desde entonces, la entidad desarrolló un programa de conservación mediante el cual evaluaron estrategias de manejo, prioridades para la conservación y realizaron actividades de divulgación y participación tendientes a promover el conocimiento de la especie a la población como forma de valoración del patrimonio natural.

“La preocupación respecto al peligro en que se encuentran las franciscanas, una de las especies más destacables que habitan en el territorio de la provincia de Buenos Aires, ha llevado a numerosos especialistas pertenecientes a institutos de investigación, unidades académicas, grupos de biólogos e importantes Fundaciones dedicadas a la conservación de especies de nuestra fauna; a intensificar los estudios y alertar, tanto a las autoridades provinciales como a la comunidad en general, sobre la gravedad de la situación”, señala en sus fundamentos, el proyecto de Castello.

Ante la evidencia de que la mayor mortandad de ejemplares tiene directa relación con aspectos reglamentarios (artes de pesca, actividades, emisión de contaminantes, etc.) que corresponden a organismos de la provincia, deben ponerse en práctica las normativas previstas por la legislación provincial en materia de medio ambiente; siendo para este caso de aplicación específica la Ley 10907 de Reservas y Monumentos Naturales”, asegura.