Despejado
T 30.9° | ST 30° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Sustentable - nota

Pondrán esculturas hechas de material reciclado en el Parque Nacional Calilegua

Durante décadas YPF dejó pozos abandonados dentro del Parque Nacional, contaminando el suelo y el agua. La convocatoria es abierta a artistas del noroeste y las esculturas serán hechas con material reciclado.

Artistas del Noroeste crearán esculturas a partir de material reciclado que la Empresa Ledesma les cederá para montarlas en el Parque Nacional Calilegua. La iniciativa se enmarca en un proyecto para cuidar el medio ambiente de estas tierras que han sufrido la contaminación que la industria petrolera ocasionó al explotar yacimientos dentro del Parque.

Serán doce los artistas que participen de esta convocatoria. Las obras estarán hechas de metal y chapas reciclados. La iniciativa fue informada en conferencia de prensa en el Ministerio de Turismo y Cultura de Jujuy, cuyo titular, Carlos Oehler consideró que los interesados podrán presentar sus proyectos de obras hasta el 20 de octubre, los ganadores se darán a conocer en un encuentro de creadores que se llevará a cabo del 1 a 6 de noviembre en Calilegua.

Los proyectos deberán abordar el concepto de seres mágicos de las diferentes regiones de argentina, esto en la creencia de que muchos de ellos tienen en su esencia el cuidado de la naturaleza y nadie mejor que un escultor para llevarlo a una imagen tangible”, comentó a la prensa Leonor Calvó, de la Empresa Ledesma, quien tiene un propio centro de reciclaje.

El Parque Nacional Calilegua  es un área protegida situada sobre las faldas orientales de la Sierra de Calilegua, en el sudeste de la provincia de Jujuy. Es una de las zonas núcleo de la reserva de biosfera de las Yungas, junto al parque nacional Baritú, la reserva nacional El nogalar de Los Toldos, el parque provincial Laguna Pintascayo y el parque provincial Potrero de Yala. Hasta el año 2015 la industria petrolera explotó yacimientos dentro de estas tierras. YPF durante décadas dejó abandonados pozos que contaminaron arroyos y diferentes cursos de agua, además de la flora y la fauna.