Despejado
T 30.9° | ST 30° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

Productores agropecuarios frenan ampliación del Parque Nacional Patagonia

La Fundación Flora y Fauna dona tierras que permitirían ampliar el Parque Nacional Patagonia, la idea encontró rechazo entre los productores agropecuarios que prefieren cultivar esas tierras antes que dejarlas en manos del Estado para su conservación.

Productores agropecuarios de Santa Cruz cuestionan la ampliación del Parque Nacional Patagonia que pasaría de sus 53.000 hectáreas a 160.000, gracias a una donación de la Fundación Flora y Fauna Argentina. “Se ha difundido mucha información confusa respecto del fin último de la donación, de dónde salen esas tierras, y esa confusión ha hecho que muchos legisladores estén preocupados por el impacto que tendrá su votación”, detalló Sofía Heinonen, titular de la Fundación.

La Federación de Instituciones Agropecuarias Santacruceñas (Fias) opta por pensar que esas tierras que entrarán en una categoría de protección pueden ser productivas, para ellos “detrás de la ampliación del Parque Nacional hay un negocio inmobiliario” Esta postura frenó a los legisladores que estaban tratando la ampliación. Para la titular de la ONG, lo que sucede es un problema cultural, “Argentina no tiene una tradición filantrópica difundida como en otros países. Luego de las experiencias de los Parques Burucuyá, Iberá, Impenetrable y Monte León, pensamos que era un mito superado, lo de creer que tras una donación hay un negocio privado”

La Fundación Flora y Fauna trabaja en el territorio junto a comunidades, con las que están diseñando senderos y circuitos, para interpretar la naturaleza y realizar safarís fotográficos, cabalgatas, y actividades recreativas como paseos en bicicleta o en kayak. La ampliación del Parque Nacional supone que una importante cantidad de tierra pase a manos del Estado, lo que produce un malestar en los productores que pretenden cultivar en estas tierras, privilegiando el rédito económico a la conservación de este territorio.

“Si estas tierras pasan a mano del Estado se puede desarrollar el turismo”, la ampliación supondrá contar con lugares de una belleza natural, cultural y arqueológica únicos en el mundo como Los Antiguos, Bajo Caracoles, el Lago Posadas y la Cueva de las Manos. Este último lugar está en la mira de la industria minera. Con la ampliación no podría explotarse. Aunque todos estos planes dependen de la aprobación de la legislatura.

Si Santa Cruz no avala no podemos hacer nada”, explicó Heinonen. “Es temerario sustraer a perpetuidad una de las tierras más productivas de la provincia”, se escudan los productores. “No vamos a sacar nada por la fuerza. Esperamos que se puedan conciliar todos los intereses”, comento la diputada Reyes. En tanto, desde el Ministerio de Producción, mediante un comunicado de prensa, aseguran que trabajan para lograr unir voluntades.

Santa Cruz es una de las provincias en las que ha puesto su foco la industria minera, la protección de sus tierras es una necesidad urgente para conservar ecosistemas que se perderían si el extractivismo instala sus máquinas allí, contaminando y modificando el medio ambiente.