Nublado
T 15.4° | ST 15.4° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

Prohiben bañarse en el Río Limay por contaminación cloacal

Uno de los balnearios más populares de Neuquén debió cerrar por la presencia de altos niveles de Escherichia Coli en las aguas del Río Limay, esto confirma la sospecha de muchos que se vierten al río residuos liquidos cloacales sin tratar.

Tags

La Municipalidad de Neuquén se vio obligada a clausurar al balneario municipal “Albino Corto” por el alto nivel de contaminación en el Río Limay, también ordenó realizar informes para conocer en qué estados se halla el agua del río en los demás balnearios de la ciudad que hasta hoy permanecen habilitados. Hallaron niveles altos de Escherichia Coli.

La Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) halló que el balneario “Albino Corto”, uno de los más populares de la capital neuquina tenía valores altos de Escherichia Coli. “El valor normal es 200 y hallamos 241. Si bien rige la prohibición para ingresar al agua, no así para hacer uso de las instalaciones del espacio como las parrillas, senderos y baños”, detalló al diario Los Andes la Secretaria de Desarrollo Humano del Municipio neuquino, Yenny Fonfach.

La noticia cayó muy mal en la sociedad, ya que el río Limay es el espejo de agua más usado entre los neuquinos para refrescarse en los días de verano, cuando es muy común marcas térmicas muy elevadas. La funcionaria expresó que desde su área le pedirán otros informes a la AIC para ver cómo evoluciona la contaminación, si crece o desaparece. Aunque el hecho de que exista de Escherichia Coli es un hecho grave.

La contaminación por de Escherichia Coli tiene un origen que es el residuo cloacal. Las razones son obvias: se están vertiendo al río líquidos cloacales sin ser tratados, tarea que depende del Ente Provincial de Agua y Saneamiento”, sostiene la subsecretaria de Medio Ambiente Silvia Gutierrez.

La sensación que se tiene es que cada uno se lava las manos, y lo único concreto es que uno de los ríos emblemáticos de la Patagonia se halla contaminado. Cuando la política se interpone con la naturaleza, se produce una nueva contaminación, la de tergiversar los hechos y defender lo indefendible. Con los resultados que demuestran la presencia de de Escherichia Coli en el lecho del río desde la subsecretaría de Recursos Hídricos argumentan que la calidad del agua ha mejorado.

Desde el año 2015 se vienen registrando en varios brazos del Limay pruebas de contaminación. Muchas vinculan al aumento de barrios cerrados que tiran sus residuos líquidos cloacales sin tratar directamente al río Limay que siempre fue un cauce cristalino e ideal para bañarse. Hoy, la presencia del hombre en su lecho ha modificado su naturaleza.