Despejado
T 21.3° | ST 21.3° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad - nota

Promulgan una Ley que protege a los bosques nativos incendiados del negocio inmobiliario

Esta semana se promulgó la Ley 27.353 que protege a los bosques nativos incendiados de la especulación inmobiliaria. Los últimos incendios forestales de Chubut y Córdoba habrían sido producidos por la mano del hombre.

Esta semana se promulgó la Ley 27.353 que tiene como fin proteger a los bosques nativos afectados por incendios del mercado inmobiliario. El Congreso la sancionó el pasado 26 de abril y con la publicación en el Boletín Oficial entró en vigencia.

Esta Ley básicamente establece un Articulo 22 Bis en la Ley de Manejo del Fuego al incorporar que: “En caso de incendios de superficies de bosques nativos, cualquiera sea el titular de los mismos, no podrán realizarse modificaciones en el uso y destino que dichas superficies poseían con anterioridad al incendio, de acuerdo a las categorías de conservación asignadas por el ordenamiento territorial de los bosques nativos de la jurisdicción correspondiente, elaborado conforme a la ley 26.331″, la nueva norma afirma que. “Los bosques no productivos abarcados por la Ley 13.273 (Ley de Defensa de la Riqueza Forestal) serán asimismo alcanzados por la restricción precedente”.

La Ley fue impulsada por la senadora por Río Negro Magdalena Odarda, quien es una fuerte crítica de la realidad en la que vive su provincia en lo que se refiere al manejo de las tierras. “La iniciativa surgió ante la preocupación por la desaparición bajo las llamas de gran masa boscosa nativa que se perdieron, en la mayoría de los casos, debido a focos intencionales” declaró al diario InfoBae.

“Al proteger el uso y destino de las superficies afectadas por el fuego se pretende frenar la causalidad de dichos eventos, que en muchos casos están íntimamente relacionados con la especulación inmobiliaria. En los últimos dos años hemos sufrido incendios sin precedentes en Chubut, Río Negro, sur de La Pampa, y de la provincia de Buenos Aires que arrasaron cerca de 800.000 hectáreas de pastizales, animales ovinos, bovinos y cultivos en solo algunas semanas”

La legisladora rionegrina concluyó que “los daños económicos y ecológicos padecidos en la zona son irreparables contabilizando también pérdidas de cultivos, maquinaria y animales siendo este un saldo devastador para la economía regional” El origen de los incendios forestales, principalmente los de la Patagonia y Córdoba han sido puestos bajo sospecha de haber sido iniciados en forma voluntaria. El negocio inmobiliario está detrás de estas inmensas extensiones, algunas de ellas protegidas ambientalmente, otras productivas pero al ser incendiadas, sus propietarios se inclinan a venderlas. Una ley ahora las protege.