Despejado
T 18.3° | ST 18.3° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Sociedad - nota

Pueblos originarios de Jujuy marchan contra la minería a cielo abierto

La Asamblea de Comunidades e Indígenas Libres de Jujuy marchará en marzo en contra de la Ley de Servidumbres que alienta la llega de empresas extranjeras a la provincia y en contra del proyecto minero "Chinchillas" que explotará en un área natural protegida.

Los pueblos originarios de Jujuy ven que la provincia está siendo saqueada y vendida a empresas extranjeras. Distintas comunidades preparan para marzo una marcha para expresar su rechazo a las políticas del gobernador Morales, como lo son la Ley de Servidumbre y el proyecto de minería a cielo abierto “Chinchillas” que pretende explotar los recursos naturales en un área protegida.

La marcha es convocada por la Asamblea de Comunidades e Indígenas Libres luego de una reunión que tuvieron en Cuenca de Pozuelos. Preocupados por la realidad de la provincia, los pueblos originarios ven cómo sus tierras son usurpadas por empresas extranjeras que llegan a la provincia con toda clase de beneficios. El estado provincial no les consulta y así es como el año pasado se sancionó la Ley de Servidumbres 5915, que alienta el despojo de tierras ancestrales y promueve la megaminería.

Wayra Enrique González y Carlos Guzmán, son miembros del colectivo Apacheta, una organización que nuclea a pequeños productores y campesinos de la Puna jujeña, y acerca de la Ley de Servidumbres, resumen al diario La Izquierda el sentido de esa Ley: “Esta ley que atenta de raíz contra los derechos que hemos adquiridos los pueblos originarios, porque hay artículos que se contradicen con la constitución, y consideramos inconsulta porque lo que tenía que haber hecho este gobierno es haber convocado a las comunidades para tratar esta ley que permite la entrada de trasnacionales y que se sancionó por presión de los chinos que vienen a construir los parques solares, y así da la venia para que entre cualquier transnacional para saquear y usurpar nuestros territorios, también es discriminatoria, porque considera únicamente a las comunidades con personalidad jurídica, y en nuestro territorio existen muchas comunidades que no tienen personalidad jurídica”

Los pueblos originarios han pedido la derogación de la Ley, pedido que no ha sido tenido en cuenta por el Gobernador Morales. Otro de los motivos por el cual las comunidades han decidido marchar es porque están en contra del proyecto minero de “Chinchillas” que se pretende llevar adelante dentro de la Reserva de Biósfera Laguna de Pozuelos, un área protegida. El proyecto lo ejecutará la empresa canadiense Golden Arrow, y es inviable, pero a pesar de esto es alentado por el estado provincial. La explotación minera modificará el medio ambiente de la Reserva, además de extraer recursos naturales como el agua, en un periodo de sequía como el que está pasando la puna, poniendo en riesgo la provisión de agua potable de las comunidades que viven en la zona.

“El proyecto propone cambiar dudosos beneficios momentáneos durante cinco años a cambio de la producción de daños permanentes e irreparables en la calidad del agua de toda la zona del área de influencia del proyecto, alrededor del arroyo Uquillalloc y Laguna de Pozuelos y perjudicara fuertemente la disponibilidad de agua para usos tradicionales, se trata de un proyecto inaceptable”, sostiene el biólogo Lino Pizzolon.

En la reunión que tuvo la Asamblea de Comunidades e Indígenas Libres, se llegó a la conclusión de que es imposible que todos estos atropellos a la cultura, la naturaleza y la tradición de la provincia se vulneren, y por esta razón lanzaron un comunicado en donde deja sentada su opinión sobre sus próximos movimientos: “Toda esta situación fue debatida, decidiendo en forma unánime y consensuada, que ya es tiempo de visibilizar todas la problemáticas que nos afectan producto de la continuidad y profundización de políticas netamente mercantilistas, neoliberales, de saqueo, represión y exterminio de nuestros pueblos indígenas, como la represión a nuestros hermanos de la Nación Mapuche en Neuquén, represión y persecución a los hermanos de la Nación Wichi en Salta.

Apelamos a las herramientas de lucha y resistencia como la movilización y asambleas comunitarias, decidiendo marchar desde la localidad de La Quiaca a la Capital jujeña del 17-18 de marzo al 24 de marzo, atravesando los diferentes pueblos de quebrada y puna. Convocamos a todos los hermanos y hermanas de pueblos originarios de comunidades y de ciudad y al campo popular (a toda la sociedad, sindicatos, movimientos sociales, etc.) para visibilizar y pronunciar nuestro descontento y formular una propuesta superadora y reivindicativa ante estos gobiernos saqueadores de nuestra Pachamama. Hermanados en la lucha y siguiendo el legado de nuestros mayores de Batalla de Abra de la Cruz, Batalla de Quera y Malón de la Paz, reivindicamos la dignidad de los pueblos originarios