Nublado
T 13.1° | ST 13.1° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Naturaleza - nota

Punta Tombo: los pingüinos deben convivir con la basura

En estos días más de un millón de pingüinos arribaron a la costa de la Reserva Punta Tombo (Chubut), pero además de estos animales aparecieron cientos de cajas de plástico, restos de redes y deshechos que la industria pesquera tira en alta mar.

Más de un millón de Pingüinos ya arribaron a la Reserva de Punta Tombo, una cantidad que superó la de años anteriores, comprobando que la especie se ha reproducido en forma satisfactoria. Miles de turistas se acercan para poder ver este espectáculo único en el mundo, pero en los últimos días además de los pingüinos se observó gran cantidad de basura y deshechos de pesca en la costa.

No sabemos por qué pasa pero necesitamos que deje de pasar“, se quejan los Guardafaunas de la Reserva desde su perfil de Facebook. No es la primera vez que deben amanecer con la triste postal: más de 200 cajones de plástico, restos de redes y demás basura de la industria pesquera comercial aparecen en la costa de la Reserva, que es un área natural protegida.

En estos días la Reserva está colmada de pingüinos que vienen aquí a reproducirse. Según estadísticas que manejan en la Reserva ya existen más de un millón de ejemplares adultos y juveniles (que nacieron aquí el año pasado). La actividad en la Reserva es intensa, por eso los Guardafaunas se quejan de la basura pesquera que llega desde el mar. “Aparecieron cajones de pesca y tachos de 20 litros y sus tapas en la pingüinera. Hemos detectado más de 200 cajones, no sabemos por qué pasa esto pero estaría bueno que deje de pasar”, se puede leer en la cuenta de Facebook.

La Reserva queda a 105 kilómetros de Trelew y los turistas que la visitan pueden caminar cerca de estas curiosas aves que llegan a medir hasta 80 centímetros de altura. Son animales muy amigables y muchas veces son ellos quienes se acercan a los visitantes que caminan por las pasarelas.

Los desechos de la industria pesquera son arrojados en alta mar frente a la Reserva. La corriente luego los deja en la costa. Los Guardafaunas deben limpiar la costa en forma manual hasta dejarla libre de basura. Según testimonios que se pueden leer en la red social, la aparición de estos deshechos afecta a la flora y la fauna, y fundamentalmente a los miles de pingüinos de Magallanes que todos los años eligen esta costa para reproducirse.