Despejado
T 20.7° | ST 20.7° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Sociedad - nota

Rescatan a seis caballos que eran usados en mateos de Palermo

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA) de la Ciudad de Buenos Aires ordenó secuestrar a seis caballos que eran usados en mateos en el barrio de Palermo. Imputaron a su propietario y llevaron a los caballos a una unidad veterinaria.

Vecinos y ONG´s proteccionistas denunciaron maltrato animal contra seis caballos que eran usados en mateos en la zona del barrio de Palermo (Ciudad Autónoma de Buenos Aires). La Fiscalía de la Ciudad ordenó un operativo para rescatar a los equinos que presentaban signos de maltrato.

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), a cargo del Fiscal Blas Matías Michienzi, recibió denuncias de particulares y ONG´s protectoras de animales que daban cuenta de la situación de seis caballos que eran usados en mateos de Palermo y que estaban en un predio ferroviario, las denuncias aseguraban que eran maltratados. El funcionario judicial pidió al Juzgado una orden de allanamiento para entrar al predio y rescatar a los animales.

Con la orden de allanamiento en la mano, la fiscal interina de la UFEMA, Roció Mercedes López Di Muro, ordenó el secuestro de los caballos para que sean trasladados a una unidad veterinaria con el fin de asegurarles un buen estado de salud. Los caballos presentaban signos de maltrato, con patologías propias de animales sometidos a crueldad animal.

Los mateos son un servicio turístico que se ofrece en el barrio de Palermo, en la zona donde antes funcionaba el Jardín Zoológico. Sus choferes ofrecen un paseo por los bosques y rosedales de este barrio. Fue muy común hasta la década del ochenta, pero en los últimos años la actividad ha caído, conforme ha crecido la conciencia proteccionista de los vecinos de la Ciudad. Según trascendió, la fiscalía estableció que estos caballos eran usados con esos fines, y que incluso tenían habilitación para hacerlo, pero que los tenían en condiciones pésimas de vida.

La fiscalía imputó al propietario de los caballos por infringir la Ley 14.346 que establece penas por maltratar animales y prohibió que los mismos sean trasladados del lugar donde se los dispuso con el fin de asegurarles mejoras de salud y calidad de vida. El predio ferroviario que se ubica en la Avenida Lacroze fue clausurado.