Despejado
T 21.1° | ST 21.1° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi Pueblo - nota

Roban una escuela rural en Olavarria: vos podés ayudar

Mapis es un pequeño paraje rural de Olavarria (Buenos Aires), no tiene luz ni teléfono y la semana pasada la Escuela N° 35 "José Lamas" fue robada. Hablamos con la maestra y con la Municipalidad, leé la nota y enterate qué podés donar para que los niños puedan comenzar las clases.

Por Leandro Vesco / Fotos: Archivo El Federal

Mapis es un pequeño pueblo del Partido de Olavarría donde viven un puñado de habitantes que se pueden contar con las manos. Es la localidad más alejada de la ciudad cabecera, distante a 60 kilómetros. Es de difícil acceso y hasta hace unas semanas funcionaba un antiguo almacén de ramos generales. No hay luz eléctrica en el pueblo. La semana pasada, en un hecho inexplicable, un grupo de desconocidos entró a robar la Escuela Rural, que es el centro social del pueblo, hablamos con la maestra quien nos dice que peligra el inicio de clases sino logran recuperar algunos de los elementos robados.

La Escuela N°35 “José Lamas” es un edificio blanco que sobresale en el monte (también funciona allí el Jardín de Infantes N° 402), está bien mantenido y en estos días, como todos los años, padres y docentes estaban pintándolo para que los niños pudieron entrar la semana que viene en una escuela impecable. Mapís se destaca por el compromiso de su comunidad para con su escuela, que ha recibido premios por la excelencia con la que se imparte allí Educación. Como en todas las comunidades rurales, las maestras allí no conocen las huelgas: para ellas lo más importante es que los niños aprendan y se conviertan en gauchos formados y respetuosos. El robo fue un balde de agua fría, ya que Mapis no ha conocido jamás un hecho de violencia.

Mapis no tiene planta urbana, existe la vieja estación ferroviaria, el almacén de ramos generales de la Familia Silvestre que hoy está cerrado, una capilla, la escuela, y miles de árboles, aves y el horizonte pampeano. Desde el ejido rural llegan los pocos niños que van a la Escuela. Silvana Anaurdo, es la docente de la Escuela y nos cuenta lo sucedido: “Al parecer han robado todo de un modo planificado. Fue de noche, han tenido que entrar con un camión ya que se han robado todo, los generadores, las doce pantallas solares, las baterías, la computadora, baterías y todo lo que necesitamos para comenzar las clases y para que la escuela funcione. No sabemos quiénes pueden ser y nadie vio nada” En la oscuridad del viernes pasado, la noche y el monte les dio a los ladrones el momento ideal para entrar a la Escuela. Los pocos habitantes de Mapis están muy conmovidos por el robo. La Escuela es mantenida por todos y forma parte de la estructura familiar de esta comunidad unida en la soledad pampeana.

“Parece adrede, la estábamos pintando entre todos para que los chicos pudieran volver a clases con la escuela pintada”, cuenta Silvana tratando de explicar lo inexplicable. Con poca señal de celular, en su momento Revista El Federal visualizó la falta de teléfono público en el pueblo, y logró que Telefónica arreglara el único aparato que funcionaba en el Almacén. Lo cierto es que sin energía solar ni generadores la escuela no puede comenzar las clases, y la soledad e incomunicación que domina Mapis en estos horas se le suma la latente posibilidad que los niños no puedan comenzar sus clases. Lejos de alegrarse por la probable extensión de las vavaciones, los niños en las comunidades rurales como Mapis, cuentan los minutos para ir a la Escuela y encontrarse con sus amigos, muchos de los cuales, por las distancias, no ven desde diciembre.

Los tiempos son urgentes porque las clases comienzan la semana que viene. La Municipalidad del Partido de Olavarría ha ofrecido ayuda. “El Intendente Ezequiel Galli se comprometió a comprar los doce paneles solares y está a disposición de las maestras y de toda la comunidad. Él irá a Mapis al acto de inicio del ciclo lectivo, Mapis es el pueblo más alejado que tenemos en todo el Partido, y quiere estar cerca de la Escuela”, afirmó el responsable de comunicación del Partido, Emilio Moriones. El Partido de Olavarria tiene distancias inmensas. Ahora lo que resta es esperar que los tiempos de la política sean coincidentes con la realidad de los niños y maestros que necesitan reponer todos los elementos que fueron robados.

Poca moral y mucho menos inteligencia deben tener los ladrones que eligen robar una escuela. El pueblo de Mapis, y su comunidad educativa, quieren comenzar sus clases, y por eso necesitan la ayuda de todos. “Sin electricidad los niños no pueden tener agua y la maestra de jardín de infantes debe quedarse a dormir en la escuela, la luz es muy necesaria“, reafirma Silvana. Las solitarias familias del pueblo, que viven aún con soles de noche y velas, con nula señal de telefonía, se comunican todos los días en la escuela, esa escuela que hoy está vacía por obra de inadaptados que seguramente no lograrán que los niños se queden sin clases. Todos podemos ayudar a la Escuela de Mapis, te dejamos la lista de elementos que necesita la Escuela para volver a abrir sus puertas:

Una cocina, una PC completa: monitor plano, teclado, mouse y cpu, una impresora Láser Blanco y Negro,  dos generadores de 2500W, un botiquín, una tablet, un auricular inalambrico, dos reproductores de música. Todo el equipo de energía solar: 12 pantallas, 4 baterías de 240 amperes, 2 reguladores de 24 W 1 conversor de 24 a 220 de 2000w.

Contacto: 02284-15.231270 / 011-1551211664