Despejado
T 20.5° | ST 20.5° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Ecología - nota

Rosario implementó un nuevo servicio para reducir los residuos orgánicos

Una experiencia piloto que separa los residuos orgánicos de los no orgánicos fue puesta en marcha en barrios de la ciudad de Rosario que generan más desperdicios para fomentar su reutilización en forma de compost.

La Municipalidad de la ciudad de Rosario comenzó con una iniciativa denominada Barrios Verdes, una recolección selectiva y organizada de la basura domiciliaria que tiene el objetivo de disminuir la cantidad de residuos que se disponen en el relleno sanitario.

Ya se implementa en cinco barrios de la ciudad a modo de prueba piloto. La modalidad de recolección se basa en un cronograma fijo que estipula días y horarios de recolección para cada tipo de residuos, ordenando de esta manera su destino.

Desde el municipio comentaron que para el vecino no se ve alterada la frecuencia del servicio, pero cambia el tipo de residuos que debe disponer ese día, retirándose en unos los orgánicos y en los restantes los no orgánicos.

Este programa, que tiene el objetivo de disminuir la cantidad de residuos que se disponen en el relleno sanitario, propone la separación de residuos orgánicos y se implementó ya en los barrios Hostal del Sol, San Eduardo, Aldea y los country Aldea Lago, Palos Verdes y Country Golf.

Tras una encuesta realizada en dichos barrios, más del 90% de los vecinos se mostraron de acuerdo con la separación de residuos, por lo que buscar alternativas para lograr un compromiso del vecino aún mayor es indispensable.

Rosario desperdicia 200 toneladas (200.000 kilos) por día de alimentos, de las cuales 150 corresponden a los hogares. Asimismo, durante el último año se recuperaron 15.000 toneladas en la Planta de Compostaje Bella Vista evitando que lleguen al relleno sanitario.

El tratamiento de los residuos orgánicos posibilitó un declive en la cantidad de toneladas que se envían al relleno sanitario desde el 2012, pese al incremento en la generación de residuos que se produce en la ciudad y tras un pico en 2010.