Despejado
T 30.9° | ST 30° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Actualidad - nota

San Martín de los Andes: alarma por actividad en el Volcán Villarrica

El volcán Villarrica está a 130 kilómetros de San Martín de los Andes y desde el 15 de noviembre se registra actividad en su interior que aumentó en las últimas horas.

Los vecinos de San Martín de los Andes están atentos, el Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (Sernageomin) en las últimas horas decretó la Alerta Amarilla para el Volcán Villarrica, debido a actividades internas en el volcán que han producido la aparición de una fumarola que se ve en la cima. El volcán está a 130 kilómetros de la localidad andina argentina.

Según fuentes chilenas “se registró un progresivo aumento de la dinámica interna del volcán desde el 15 de noviembre evidenciando una actividad superficial más intensa, a partir de imágenes fotográficas se ha podido ratificar la presencia en superficie del lago de lava y la mayor exposición de este, generando explosiones menores a nivel del cráter, las cuales han sido captadas por la red de infrasonido con valores máximos de 6,4 Pascales reducidos”, comunicó en un parte el Sernageomin.

La actividad del volcán no es un tema menor, porque el Villarrica tiene un pasado de violencia. Tiene los registros históricos con mayores erupciones de la región, y sólo se encuentra a 64 kilómetros de Temuco, ciudad donde el 17 de enero visitará el Papa Francisco, marcando su primera visita oficial al país transandino.

El Villarrica comenzó a tener actividad inusual desde el 15 de noviembre, cuando comenzaron a hacerse los primeros monitoreos para conocer la realidad en el interior del macizo. El organismo chileno aquel día ya estableció un perímetro de un kilómetros de restricción de transitar alrededor del volcán. “Este volcán es monitoreado con 9 estaciones sismológicas, 4 GPS, 2 inclinómetros, 4 cámaras IP, 1 cámara IR, 1 micrófono de infrasonido, 2 DOAS y una cámara Multigas, de manera que los especialistas cuentan con tecnología adecuada para el seguimiento de su actividad”, comentó el director del Sernageomin, Mario Pereira.

“Hemos podido registrar fenómenos como enjambres sísmicos, emisión de ceniza, lahares, cambios morfológicos, ruidos y olores de gases volcánicos, que pueden alterar la calidad de vida de las poblaciones en la zona de influencia volcánica”, explico el funcionario. El volcán no se ha quedado quieto en los últimos tiempos, el 3 de marzo de 2015 se registró la última erupción, decretándose la alerta roja. En aquel entonces el Villarica tuvo una columna eruptiva de ocho kilómetros de alto y emisión de lava desde su cráter.