Despejado
T 34.2° | ST 42° Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Turismo - nota

Sorpresa a la húngara

La media del 60 por ciento de ocupación en temporada baja tuvo una sorpresa en un lodge, cuando se instalaron cincuenta personas que contrataron el lugar para filmar un reality show en directo para Hungría.

Tags

Cuando Alejandra Pautasso y su marido, Julio Benítez Chapo, decidieron abrir el Lodge Tacuapí, ya habían recorrido juntos la vida y parte del mundo. Ella profesora de educación física, él escribano, le han dedicado a las vacaciones parte de la aventura que brindan los espacios de naturaleza que bien conocen  al vivir aquí. Travesías en 4×4 famosas en cada punto cardinal, en la que hasta veinte, treinta vehículos en fila programaban circuitos de aventura hasta Bolivia, Perú y el amazonas. Quizás fue la idea de que otra gente viviera la experiencia de sentir la selva la que los llevó a abrir las puertas del lodge. Y desde 1995 que con machete abrieron una antigua picada en las cincuenta hectáreas donde hoy permanecen las habitaciones que casi no se ven, si no fuera por un pequeño sendero imperceptible que a modo de un deck de maderas conduce hasta cada una de ellas. Por eso se sonríen cuando cuentan anécdotas ahora, porque aquello fue muchísimo trabajo recuerdan mientras comparten una jornada de aventura en el área de reserva del Lodge con El Federal. Y es que entre todos los emprendimientos, que siempre cuesta darlos a conocer, un buen día llegó una productora que necesitaba un sitio ideal para filmar y transmitir un reality show de estrellas. ¡De Hungría! Cuenta Julio que todo el lodge se transformó en un set de filmación increíble, con salas de edición y mucho cablerío, además de lo que aprendieron ellos mismos de logística para grupos numerosos, claro está. Todos comen. Todos toman agua. Todos duermen. Pero aquí en medio de la espesura y para hacer vibrar a la audiencia que se armó un mini lodge, más alejado aún de todas las cabañas y de salón de estar y el restó de Tacuapí  a donde se llega hoy también, a través de un camino en la selva. Allí, se armó de todo, se construyó una casa común, con alero y deck, con lo básico para estar en la selva. Una casita de troncos sobre un árbol. Y a partir de allí “fueron sesenta días de locos”, resalta Julio y se acuerda que abrían y cerraban para la TV de Hungría en vivo los conductores: “Im celebrities get out here”.  Era el año 2008 y ese evento les salvó la primera época del lodge que les salvó el año.  Dormían entre 120 y 140 personas . Era como un pueblo. Quizá lamente, por así decirlo, no haber hablado Húngaro en ese momento, porque eran todas las estrellas de allá. Uno  observa  los helechos gigantes, los monos que vienen avanzando haciendo barullo entre las copas de los árboles y no sé si alcanza la imaginación para pensar en Susana Giménez, Moria Casan y Mirta Legrand encerradas en una cabaña de madera en medio de la selva. ¡O quizás estamos dando una idea genial!
Lo cierto es que de los catorce lodges de la selva que conviven en Misiones, todos ostentan estar integrados a partir del “Corredor Verde” misionero que se trata de una franja que une todas las áreas preservadas, nacionales, provinciales,  municipales y privadas. Y con la designación mundial de las cataratas como “maravillas del mundo” se subieron a la palestra para continuar promocionando toda la provincia. Tacuapí Lodge está justo en el corazón del territorio misionero donde está el departamento de Aristóbulo del Valle, en la localidad de Salto, llamada así porque se distribuyen unos ochenta / cien saltos (cascadas), que además, le dan el título de Capital Nacional del Salto, todos  en los alrededores de aquí, y están  inmersos en esta porción del selva, o bosque atlántico interior, su nombre fitogeográfico.
Sin embargo, no todo es brillo y lentejuelas. Uno de los cultivos clásicos aquí es el tabaco. Por lo que el propio Julio logró que en el lodge se capacitaran y trabajaran personas de los alrededores. Y que, además, las hortalizas que se consumen son  las que se producen también en las pequeñas chacras de los colonos que llegaron medio siglo atrás y hasta cien años atrás, aquí, se establecieron y lograron producir desde mandioca hasta cítricos y hacen el dulce de leche casero. Una forma de responsabilidad social.
La selva está de moda. Tanto, que el Rally Mundial del Cross Country con premio válido para el Dakar Series y tiene su fecha en julio por el Litoral y va a unir, justamente, esta selva  hasta Formosa, junto con Paraguay. Justo, justo, como lo está haciendo El Federal en la saga rutera que además, la Ruta de la Selva ya fue presentada para que tenga su reconocimiento legislativo por la importancia que promete como corredor verde para viajeros y turistas que buscan la naturaleza virgen, exuberante  al alcance de la mano.